• Michoacán en graves problemas financieros por recortes 
  • Marko Cortés pone en riesgo la alianza 
  • Crece la inseguridad en Morelia y a Raúl Morón le vale 
  • Cristóbal Arias, un político frío, calculador y sin conciencia 

José Cruz Delgado 

El diputado federal y coordinador del grupo parlamentario del Partido del Trabajo, Reginaldo Sandoval Flores, afirmó que, tras el análisis del dictamen sobre la Cuenta Pública 2018, que se trata de la última fotografía del modelo neoliberal en el ejercicio del gasto público. El también líder del partido en Michoacán fue más allá, al señalar que se puede decir con toda claridad que están reprobados los 36 años, pero que este último sexenio, fue el sexenio con más alta corrupción de la historia de México, de ahí que se pueda hacer lista grande: Estafa Maestra, la Casa Blanca, los gobernadores, Odebrecht; o sea, podemos hacer una lista larga, reiteró. 

Con este ejercicio se cierra un ciclo lleno de corrupción y malos manejos. “en esta cuenta pública, solo en ésta, digamos bajita la mano, hay un problema de 173 mil millones de pesos, ¿dónde están”, cuestionó. 

Ante este panorama, el legislador por Michoacán enfatizó que se requiere de una nueva organización, pues la actual ya no es funcional, “estamos con viejas leyes sobre nuevas realidades y eso debe de cambiar; de nada sirve encontrar la corrupción sin responsabilidad”. 

No hay duda, añadió, de que, en el modelo neoliberal, el que estamos por última vez revisando sus cuentas, instaló como variable principal de la gobernanza o gobernabilidad el presupuesto y al usar eso se vinieron los conceptos de los moches. 

“Desde aquí decimos fuerte: queda reprobada esta cuenta 2018 y no solo esta cuenta, el sexenio de Peña Nieto y todos, los 36 años del modelo neoliberal que se dedicaron a generar una desigualdad, una acumulación en unos cuantos y una pobreza en muchos y que la Cuarta Transformación está encaminada a solucionar”, sostuvo 

MICHOACÁN EN GRAVE CRISIS FINANCIERA… Sin duda, las finanzas de Michoacán están por los suelos y atraviesa por una grave crisis económica, por ello es necesario ajustarnos a la nueva realidad, señala el gobernador Silvano Aureoles Conejo al referirse a las complicaciones financieras que vive el estado, a causa de los recortes en el presupuesto federal. 

Es un problema de recortes presupuestales, porque no hubo dinero, no es un tema del Poder Ejecutivo, es un tema de todos los organismos públicos del estado de Michoacán. 

De mayo a noviembre de este año, el Gobierno Federal dejó de enviarle a Michoacán 3 mil 200 millones de pesos, correspondiente a participaciones federales, de los cuales más de 640 millones de pesos irían para municipios, lo que equivale al 20 por ciento del presupuesto que les correspondía para este año. 

“Esta reducción impacta al estado, al Poder Ejecutivo, al Poder Legislativo, al Poder Judicial, a los órganos autónomos, a la educación y a los municipios también les genera un impacto negativo, a todo”. 

El gobernador perredista afirma que para el 2021 al estado le redujeron 7 mil 728 millones de pesos, lo que significa, que el Gobierno del Estado tendrá menos dinero y en consecuencia habrá menos recurso para el Poder Judicial, para el Poder Legislativo y los órganos autónomos.  

“Es falso cuando dicen que a Michoacán le fue bien y que van a llegar más recursos; van a llegar menos recursos, porque así lo aprobaron en la Cámara de Diputados, es un intento de manipular con información incorrecta”, afirma.  

El impacto directo que tendrá Michoacán en los próximos días y que ya empieza a preocupar al Poder Judicial, es el dejar de cubrir salarios de miles de trabajadores, entre ellos los del Poder Judicial, Poder Legislativo, los órganos autónomos, como el IEM y todos los subsistemas educativos. 

El crecimiento proyectado por el Gobierno Federal para el país en 2021 del 4.6 por ciento, es una falsedad, ya que este año México estará decreciendo 10 por ciento, “y esta meta no se podrá lograr, y menos con el presupuesto mutilado que aprobó la Cámara de Diputados». 

CRECE NÚMERO DE HOMICIDIOS EN MORELIA… La asociación civil “Semáforo Delictivo” señala que sólo en octubre se cometieron 32 homicidios Morelia, lo que representa un aumento del de 22 por ciento comparado con el mismo mes, pero del año pasado. 

El alcalde morenista Raúl Morón Orozco, siempre ha minimizado el problema de la inseguridad y de los intereses feminicidios, argumentando que todo está ligado con el consumo de drogas y al crimen organizado, y pese al grave problema, cínicamente afirma que hay paz y tranquilidad en la capital michoacana. 

De verdad, nunca se había visto tanto cinismo y desfachatez de un presidente municipal. No tienen lógica sus apreciaciones sobre el grave problema de inseguridad.  

Su función es dar seguridad, pero esa palabra no existe en su diccionario. No atiende el problema, pero sí anda muy activo buscando la candidatura de MORENA al gobierno de Michoacán, mientras tanto, que se jodan los morelianos. 

SILENCIO PRIISTA Y PERREDISTA… Luego del madruguete que dio Marko Cortés al destapar a Carlos Herrera Tello como futuro candidato al gobierno de Michoacán por la alianza PRI-PRD-PAN, los líderes del tricolor y PRD han guardado absoluto sospechoso silencio. 

Sin embargo, ello no mina las aspiraciones de los demás, quienes por lógica les causó alarma por el madruguete, pues el dirigente panista no guardo los tiempos ni las formas, pero sí puso en peligro por sus declaraciones. 

CRISTÓBAL ARIAS FRÍO, CALCULADOR Y SIN CONCIENCIA… El actual presidente Andrés Manuel López Obrador, buscaba personas con cierta trayectoria política, fue entonces que Cristóbal Arias Solís, un personaje frío, calculador y sin conciencia se ofreció y puso sus servicios a la orden de AMLO, para de esa manera revivir políticamente, jamás imaginó que ganaría la senaduría, pues hizo muy poca campaña, y se puso bajo la sombra del entonces candidato presidencial. 

Al ganar, de inmediato pensó en buscar la candidatura por Michoacán y empezó a tejer la telaraña, de inmediato, le brotaron amigos como hongos y empezaron a crearle una imagen muy distinta a lo que en realidad es. 

Si, prepotente, alzado y soberbio, esas han sido siempre sus características, se acordó que vivía en Michoacán y de la noche a la mañana le entró el amor por los demás, se acordó de los problemas, de la gente jodida y se convierte en paladín de la gente, claro que sí intención es ser gobernador, pero antes mandó a la chingada a esa gente por la que quiere luchar y resolverles sus problemas. 

Jamás imaginamos que tendría tanto amor por el prójimo. 

Pero cuando estaba arrumbado, acabado políticamente no sentía ese amor por la gente ni sus problemas. 

Arias Solís quiere ser gobernador por Michoacán. 

¿Se lo permitirán los michoacanos a los que siempre utiliza para sus ambiciones políticas? 

Yo creo que no. Al tiempo.