La muerte del ciudadano estadounidense, George Floyd, a manos de policías de su propio país ha traído protestas en todo el mundo, este fin de semana algunos jugadores de la Bundesliga de Alemania lo hicieron y ahora le toco al equipo del Liverpool, arrodillándose en el círculo central del estadio Anfield.

Con el objetivo de que el racismo deje de estar presente en todos lados, la protesta del equipo inglés fue captura en una fotografía y en sus redes sociales publicaron “La unidad es la fuerza”, aunado el hashtag #BlackLivesMatter.