El Mandatario Andrés Manuel López Obrador reveló que los empresarios no sólo compraron mil 500 millones de pesos en boletos para la rifa relacionada con el avión presidencial, sino que los representantes de la IP participaron en consultas previas para el diseño del sorteo.

«En una reunión de empresarios, cuando yo expresé de que la preocupación era el manejo de 2 mil millones, porque eso es lo que van a recibir de premio y si se pensaba en lo que cuesta el avión son 2 mil 450 millones de pesos para una persona, por eso hablábamos de un fideicomiso y que el dinero se administrara y en 20 años se entregara.

«Pero luego en una reunión con empresarios propusieron uno de ellos que por qué no mejor mil premios de a 2 millones, muy interesante el planteamiento, tú estás hablando de 2 mil, o sea que 2 mil premios de a millón, luego de los análisis que se hicieron el grupo se llegó a 100 de 20 millones, yo creo que ya va ser difícil cambiar porque ya se están elaborando los boletos», dijo en conferencia matutina.

El Presidente refirió que para fin de mes se encontrarán listos los boletos de la rifa y que, a propuesta de un empresario, se podrían repartir «cachitos» en 26 mil escuelas que atienden a los niños más pobres del País.

«En el caso del empresario que compró una cantidad considerable y quiere que el Gobierno entregue los boletos a comunidades pobres, ahí estamos pensando que vaya el dinero, mejor dicho, los boletos vayan a las escuelas, hay 26 mil escuelas que atienden a los niños más pobres de México, entonces podrían repartirse (…) a las sociedades de padres de familia un número determinado de boletos», señaló.