Integrantes del Sindicato Petroleros de México (Petromex) bloquean ambos sentidos de Marina Nacional, a la altura de la Torre de Pemex.

La Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México planteó como alternativa la Calzada México-Tacuba.

Los disidentes al Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana (STPRM) que actualmente encabeza Manuel Limón, uno de los allegados a Carlos Romero Deschamps, exigen una audiencia con el director de Pemex, Octavio Romero, para iniciar una nueva relación laboral.

La Policía capitalina estima que son alrededor de 300 los que se dieron cita a la puerta uno del complejo administrativo de la empresa del Estado.

Los manifestantes portan chalecos de Morena y uniformes de Pemex. Elementos de la Policía armados con escudos y gases lacrimógenos ya arribaron al lugar.

Fuente: Reforma

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here