• Constituye un importante esfuerzo de colaboración pública interinstitucional entre la UNAM y el CONACYT a favor de la democracia
  • Pone a disposición del público amplios estudios de caso sobre los mecanismos de desinformación y la disputa de narrativas en las redes sociales

La Redacción

Durante el lanzamiento del Tlatelolco Lab: Laboratorio Digital para la Democracia, este jueves, 18 de febrero, el Presidente del Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano, Jenaro Villamil, celebró el surgimiento de este nuevo centro de investigación ya que urge una “desintoxicación” de las redes sociales ante tanta desinformación, lo cual “no significa censura, sino generar un nuevo ecosistema digital”.  También valoró la importancia del carácter público de la iniciativa desde la UNAM y el CONACYT ya que la mayoría de los esfuerzos existentes en la materia suelen ser privados.

Villamil también consideró que la actual pandemia es un reto para todos y que ha generado un cambio civilizatorio, “no siempre digno de la humanidad sino también oscuro”, pues hay una “desinformación generalizada a partir del miedo, el temor y la manipulación de las emociones de los usuarios de redes sociales”.

Julián Macías, director de Pandemia Digital con sede en Madrid, España, consideró que “la democracia y la ciencia se conjuntan en el Tlatelolco Lab” y celebró que “no había mejor momento para inaugurar un esfuerzo de esta naturaleza”, debido a las fuertes disputas de narrativas que hoy existen en el ciberespacio.

John Ackerman, Director del Programa Universitario de Estudios sobre Democracia, Justicia y Sociedad (PUEDJS) y moderador de la presentación, destacó el aspecto multidisciplinario de las investigaciones del Tlatelolco Lab, la novedosa metodología de nueve dimensiones analíticas y los amplios estudios de caso que ya se pueden encontrar en la página, como aquellos sobre el “Gasolinazo” de 2017, las elecciones de 2012 2018 y la desinformación durante la actual pandemia.  También mencionó la sección del “Caracol Ciudadano”, en la que los ciudadanos pueden conocer y dar seguimiento personal a tendencias y cuentas de Twitter.

Blanca Lilia Ibarra, Comisionada Presidenta del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), coincidió con Villamil en la necesidad de “desintoxicar” el espacio digital y confió en que el Tlatelolco Lab contribuirá en ese logro.

Destacó de este nuevo proyecto su rigor académico, los estudios de caso que ha elaborado y el vínculo con la comunidad digital y la ciudadanía. Ibarra dijo que es necesaria la información confiable y oportuna para que los ciudadanos y las autoridades puedan tomar las decisiones importantes. “Se debe empoderar a los ciudadanos para que puedan acceder a la información, incidir y, sobre todo, distinguir entre lo real y lo falso”.

Rubén Jiménez Ricárdez, titular de la Unidad de Planeación, Comunicación y Cooperación Internacional del CONACYT, dijo que el surgimiento del Tlatelolco Lab es de “gran trascendencia y tendrá un impacto positivo y fundamental en la vida democrática de México, especialmente en las comunicaciones”.

Jiménez Ricárdez dijo que es “un imperativo el fortalecimiento de la democracia y avanzar en una reinterpretación de México y de sus nuevas condiciones”. Y ahí, agregó, se ubica el aporte que realizará el Tlatelolco Lab. “Analizar el impacto de las redes sociales es indispensable en momentos en que proliferan las noticias falsas y la mentira pura y simple. Si no se esclarece ese panorama de desinformación será muy difícil avanzar en la democratización de México”, advirtió.

La activista Haydeé Quijano, de SocialTIC, destacó la importancia de las conversaciones plurales para encontrar soluciones a los problemas. “Hay que usar la información de forma estratégica, hacerles preguntas a los datos, generar otras narrativas o cuestionarlas”.

Ante la mucha información y la dificultad para procesarla, Quijano destacó que el nuevo Laboratorio del PUEDJS de la UNAM “jugará un rol esclarecedor, aportará más herramientas y los grupos académicos interdisciplinarios apoyarán el debate público para entender y hacer preguntas, pero también para crear otro tipo de conversaciones”. También habló de la importancia del “Caracol Ciudadano” dentro de Laboratorio como apoyo y asesoría a la ciudadanía. Otro aspecto importante, dijo, es que el Laboratorio plantea no sólo el análisis de las redes sociales, sino la búsqueda de soluciones y cómo transformar una realidad afectada por la desinformación.

Clara Luz Álvarez, investigadora de la Universidad Panamericana y especialista en derechos de la audiencia, señaló que el Tlatelolco Lab realiza un tipo de investigación práctica, muy importante en la democracia contemporánea. “No es nueva la desinformación ni el odio, pero el ciberespacio los difunde todo el día, todo el año, por varios medios, lo que hace necesario el análisis de contenidos que haga posible el diálogo ciudadano en democracia”.

Recordó que en Europa consideran a la desinformación como “una forma de espionaje” y que es necesario defender a la democracia de ella. Hoy existen, dijo, grandes desafíos porque se forman “islas con narrativas propias”, que son objeto de “bombardeo de mucha desinformación”, sobre todo contra sectores vulnerables o indecisos en su voto durante elecciones.

El Tlatelolco Lab, agregó Álvarez, realiza investigaciones y ofrece datos e información relevante para que cualquier ciudadano pueda tomarlos como referencia, “contribuyendo a la tan necesaria alfabetización mediática” y a que los ciudadanos puedan formarse “una opinión verdaderamente libre y construir nuestra democracia”.

Ulrich Richter, abogado y activista ciudadano de redes sociales, consideró que el nuevo Laboratorio de la UNAM es muy importante porque estamos ante un “ecosistema digital” muy complejo. Hoy, agregó, “los ciudadanos ya tenemos micrófono”, aunque esta nueva era tecnológica también tiene aspectos negativos.

“Por eso los ciudadanos digitales tenemos que estar debidamente informados, y qué mejor que con herramientas, metodologías e impulso a la participación de los usuarios, como lo hace el Tlatelolco Lab, un apoyo para los ciudadanos principiantes con muchas dudas”.

Web del Tlatelolco Lab:

https://puedjs.unam.mx/tlatelolcolab/

Web del PUEDJS:

https://puedjs.unam.mx/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here