El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) de Estados Unidos anunció este que recuperó de un domicilio en Arizona una estatua budista que data del siglo IX, y que fue comprada y llevada a Estados Unidos de forma ilegal hace más de medio siglo.

La investigación comenzó en octubre de 2019 cuando agentes federales, junto con la Oficina de Investigaciones y Seguridad Nacional (HSI), recibieron información de que la antigua estatua se encontraba en una casa en Phoenix.

Con base en esta información, HSI contactó a la propietaria de la residencia que ya había expresado su preocupación por tener la estatua, la cual había heredado de su familia.

La dueña dijo que creía que la estatua había sido comprada hace más de 50 años en Medio Oriente cuando ella y su familia vivían en el extranjero.

Después de conocer los orígenes de la estatua, la coleccionista aceptó de forma voluntaria entregarla a las autoridades federales para que pueda ser repatriada de regreso a India.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here