• A 35 años de la tragedia, el doctor Martín Antonio Manrique dijo que el mejor homenaje es que nadie se rinda en la atención de los enfermos.
  • Sigamos levantando la mano, asumamos   los riesgos en la atención de la pandemia del Covid-19, dijo.
  • Francisco Villagómez Pulido, de la Alcaldía Gustavo A. Madero, participó en la ceremonia y narró su testimonio.

 El Hospital Juárez de México rindió homenaje a las víctimas del terremoto de 1985, en una emotiva ceremonia luctuosa en la que el Director General, doctor Martín Antonio Manrique, señaló que la mejor manera de honrar a los compañeros que cayeron es seguir dando un paso al frente, levantar la mano y asumir los riesgos de la atención a los enfermos, a pesar de los retos y dificultades, como la pandemia del Covid-19.

Al cumplirse el 35 aniversario de los terremotos que colapsaron la torre de hospitalización de once pisos del Hospital Juárez, el doctor Martín Antonio Manrique señaló que todavía en muchos trabajadores del hospital hay dolor, al recordar esa tragedia que cobró la vida de médicos, enfermeras, trabajadores de servicios generales, pacientes y sus familiares.

Muchos de los sobrevivientes, que quedaron atrapados varios días bajo los escombros del edificio continúan laborando y representan el ejemplo a seguir, porque nunca se rindieron. Los testimonios y las historias de esos compañeros sobrevivientes, nos enorgullecen y nos dan hoy sentido de pertenencia.

En la ceremonia, celebrada en la Plaza Conmemorativa del HJM, a las 7:19 horas, a la misma hora en que inició el temblor del 19 de septiembre de 1985, elementos de Protección Civil accionaron la sirena y la Banda de Guerra de la Policía Auxiliar interpretó el Toque de Silencio, que estremeció a todos los asistentes.

Durante el ceremonial, el doctor Martín Antonio Manrique, acompañado de los doctores Gustavo Lugo Zamudio y Mónica Cuerpo Díaz, y el licenciado Miguel Ángel Torres Vargas, colocó una ofrenda floral, y encabezó la guardia de honor en el monumento que contiene todos los nombres de quienes murieron en ese día.

Posteriormente, el Director General del HJM mencionó que en esta fecha se recuerda también el 31 aniversario de la inauguración del Hospital Juárez de México, que atiende al sector social más desprotegido a través de 47 disciplinas médicas.

Dijo que como ocurrió el 23 de agosto de 1847, en que el Convento del Colegio de San Pablo se reconvirtió en el Hospital de San Pablo, para atender a los heridos de guerra durante la Invasión Norteamérica, una vez más, nuestra institución demostró su capacidad de respuesta ante la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19 en el 2020.

Fuimos uno de los primeros cuatro hospitales que en todo el país fueron designados hospital Covid-19, y para dar respuesta a las necesidades originadas por la enfermedad, se habilitaron 176 camas para la atención de los pacientes infectados.

Somos herederos de una gran tradición, y los médicos, enfermeras, personal de laboratorio, de RX, camilleros y trabajadores de servicios generales demostraron con su esfuerzo y compromiso que somos un hospital digno. Esto, adelantó, tendrá que ser reconocido una vez que logremos una pausa y una tregua en esta lucha contra la epidemia.

Durante el evento, Francisco Villagómez Pulido, adscrito a la Alcaldía Gustavo A. Madero, participó en la ceremonia y narró su testimonio, en donde señaló que gracias a la atención que recibió en el Hospital Juárez de México, logró recuperarse de Covid-19, luego de ser infectado durante un operativo policiaco contra delincuentes.

También estuvieron presentes también los doctores Isabel Rojo Gutiérrez, Antonio Aguilar Rojas, Leobardo Guerrero Beltrán y Jaime Mellado Abrego, como maestro de ceremonias.

La Banda de Guerra de la Policía Auxiliar en la alcaldía de Gustavo A. Madero, encabezada por el Policía Primero Jesús Moctezuma Hernández, realizó los honores al lábaro patrio e interpretó el Himno Nacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here