Harry Styles causó revuelo en su aparición en el Festival de Venecia para el estreno de la cinta ‘Don’t Worry Darling‘ con la directora Olivia Wilde, su pareja, y la coprotagonista Florence Pugh, que apareció tras la ausencia de la rueda de prensa previa y los rumores de desavenencias.

La aparición de Styles no solo se llevó los reflectores por la presencia del cantante, sino porque durante la función de presentación, varios medios captaron, lo que parece ser, el momento en que escupe a uno de los actores de la cinta, Chris Pine.

Aunque esto no ha sido confirmado ni por el cantante ni por medios, sí desató una serie de preguntas en redes sociales que, hasta el momento, no se han aclarado.

El estreno de la película se ha visto envuelto en un alud de rumores sobre la presunta mala relación entre Wilde y Pugh durante el rodaje, aunque la directora los tildó de “chismes interminables“.

“Internet se alimenta a sí misma y no siento la necesidad de contribuir más”, se limitó a agregar la realizadora que calificó a Pugh de “una fuerza”. “No puedo expresar cómo estoy de honrada por haberla tenido en el filme”, señaló.