Autoridades y expertos ecuatorianos hallaron la presencia de varios individuos de osos de anteojos o andinos, en una zona ganadera del centro del país, lo que alienta un plan de protección de esta especie en peligro de extinción en Ecuador.

Así lo informó el biólogo Andrés Laguna, director científico de la Fundación ambientalista BMC (Big Mammals Conservation), que este domingo descubrió la presencia de este tipo de plantígrados en la zona ganadera de la parroquia Baquerizo Moreno, del municipio de Píllaro en la provincia andina de Tungurahua.

El hallazgo se produjo luego de que los expertos colocaran hace algún tiempo varias cámaras de vídeo en la región, tras recibir la advertencia de la desaparición de carroña de reses en algunas fincas ganaderas.

Se trata, dijo, de varios individuos de osos de anteojos (tremarctos ornatus), entre hembras, cachorros y machos, que aparentemente han bajado desde las tierras altas del Parque Nacional Yanganates, a zonas de pastizales donde se crían hatos de ganado.

Según el experto, en Ecuador hay unos 3 mil especies de osos de anteojos o andinos, una pequeña porción de los 20 mil que se calcula habitan en los Andes sudamericanos, que también habitan en montañas de Venezuela, Colombia, Perú, Bolivia, Chile y Argentina.