El embajador de Haití en España, Louis Marie Montfort Saintil, apeló a la solidaridad y la cooperación internacionales para afrontar los efectos devastadores del terremoto ocurrido el sábado pasado, de una magnitud de 7.2 y que ha causado alrededor de mil 300 muertos.

Los daños son “enormes” tanto en lo material como en lo personal y humano, indicó en declaraciones. De momento, la Dirección General de la Protección Civil (DGPC) ha identificado más de mil 200 muertos, miles de casas destruidas y kilómetros de carreteras destrozadas, según el embajador.

El Gobierno haitiano está haciendo “todo lo que está en su poder” para responder a las necesidades urgentes de la población.

“Más que nunca -subrayó-, Haití necesita de la solidaridad y de la cooperación internacional para afrontar estos momentos difíciles”.

Las autoridades confeccionaron una primera lista de necesidades urgentes, también un canal de comunicación y contacto para todos aquellos que quieren brindar su apoyo o ayuda: Direction Générale de la Protection Civile, secretariat@protectioncivile.gouv.ht.