Una nueva investigación sugiere que la habitabilidad de Marte podría verse impedida por su reductible tamaño y por su escasez de agua. Dicho descubrimiento podría desafiar los esfuerzos de las distintas agencias espaciales que buscan aterrizar en la superficie marciana.

La Tierra, como la conocemos hoy, dependió de un elemento esencial para la formación de la humanidad: el agua. Sin ella, no habría forma de sobrevivir. Un ejemplo de su importancia, tiene que ver con la historia temprana de Marte.

Hace millones de años la Tierra y Marte, por más difícil que lo parezca, tenían mucho en común. Una de las características que compartían era el agua líquida que cubría su superficie. Sin embargo, con el paso del tiempo, el planeta rojo la perdió.

Hasta la fecha los motivos de esta pérdida no han quedado lo suficientemente claros. En fechas recientes, las agencias espaciales se han interesado por conocer qué ocurrió con el agua que proveía a la superficie marciana, pues desde la década de 1980 -mediante estudios de teledetección de meteoritos- se postuló que era un planeta rico en agua.

La nave espacial Viking orbiter de la NASA y, más recientemente, los rovers Curiosity y Perseverance en tierra, arrojaron imágenes dramáticas de paisajes marcianos marcados por valles fluviales y canales de inundación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here