La actriz argentina Griselda Siciliani, estelar en «Educando a Nina» y quien el sábado pasado peleó por el Goya a Actriz Revelación, es una de las anclas de la nueva película de Alejandro González Iñárritu.

La pampera arribó desde la semana pasada a México y pronto comenzó su trabajo junto con Daniel Giménez Cacho, el co-estelar de «Limbo», cuyo rodaje arrancó la semana pasada en la capital nacional.

Desde octubre pasado tanto Siciliani como Giménez Cacho cuentan con actores profesionales físicamente parecidos a ellos, con el fin de jugar un poco en la historia.

A los elegidos se les pidió radicar en la Ciudad de México y estar disponibles por los seis meses siguientes, terminando su compromiso el mes próximo.

De acuerdo con integrantes de la producción, ambos actores han estado explotando al máximo sus aptitudes profesionales, tradicional con la precisión y solvencia de González Iñarritu.