• Prohíben exhibir cigarrillos a partir del 13 de enero
  • Fue modificado el reglamento de la Ley del Tabaco
  • Piden que la autoridad detenga su implementación 

Juan García Heredia

Más de 85 mil tiendas de abarrotes de la Ciudad de México serán impactadas con la prohibición de la exhibición de cigarrillos en sus anaqueles a partir del próximo 15 de enero, tomando en cuenta que el 25 por ciento del ingreso mensual de estos negocios proviene de tales productos.

Lo anterior es según informes dados a conocer hoy por la Confederación Patronal de la República Mexicana en la Ciudad de México (Coparmex CDMX), la cual destacó que tal modificación es parte de «medidas unilaterales de la Secretaría de Salud» del país.

«Coparmex CDMX considera que la entrada en vigor el próximo domingo 15 de enero de la modificación al reglamento de la Ley General para el Control del Tabaco por la Secretaría de Salud, en donde se prohíbe la exhibición del mismo, es grave para la sociedad mexicana por distintos motivos tales como la afectación económica a los pequeños comercios, los derechos de los consumidores adultos a decidir, así como la violación al estado de derecho y a la propia Constitución Mexicana al imponerse una norma menor a la propia Ley General», indicó la agrupación este 13 de enero de 2023.

Recalcó que «esta norma afectará económicamente a comercios de todos tamaños, pero principalmente a los pequeños negocios que han sido severamente dañados por la pandemia, puesto que, de las 85 mil tiendas de abarrotes existentes en la Ciudad de México, estas llegan a generar hasta el 25 por ciento de sus ventas por este producto».

Este tipo de políticas prohibicionistas -añade el organismo- atentan no solo contra la libertad comercial, sino también en contra de la independencia de los consumidores a decidir qué tipo de productos legales consumir; golpea a la industria, pero de igual forma perjudica los empleos de los trabajadores y también lo hace en contra de la capacidad del Estado de generarse recursos vía impuestos para continuar generando políticas públicas de bienestar para la población.

«Prohibir mediante un Reglamento la exhibición de un producto como si fuera ilegal está fuera del fundamento marcado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, porque la propia Ley General de Tabaco lo permite, lo que irremediablemente provocará el fomento del comercio ilegal», subrayó el sindicato patronal. La Coparmex CDMX hizo «un llamado respetuoso» a la autoridad federal para detener la implementación de dicho reglamento y encontrar, en conjunto entre industria y sociedad, políticas públicas realmente eficaces en materia de salud y prevención del consumo del tabaco.