El Gobierno de México explicó este jueves que aceptó el restablecimiento del programa “Quédate en México“, que obliga a los solicitantes de asilo a quedarse en ese país mientras se resuelven sus casos en EE.UU., por “razones humanitarias“, y aseguró que recibirá más recursos del país vecino.

El Gobierno de México ha decidido que, por razones humanitarias y de manera temporal, no retornará a sus países de origen a ciertos migrantes que tengan una cita para aparecer ante un juez migratorio en Estados Unidos para solicitar asilo en ese país”, explicó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) en un boletín.

El presidente estadounidense, Joe Biden, llegó a un acuerdo con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, para restablecer el programa “Quédate en México”.

Así lo anunció este jueves en un comunicado el Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, en inglés). El anuncio llega después de que Biden derogara la medida, pero una demanda impulsada por los estados conservadores de Texas y Misuri obligó a su Gobierno a volver a implementarla.

El Gobierno estadounidense dijo que ha trabajado “de cerca” con el Ejecutivo de López Obrador para que haya “refugios seguros” para aquellos migrantes a los que se les apliquen los Protocolos de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), designación formal del programa “Quédate en México”.