El gobierno francés descartó a corto plazo levantar el confinamiento de la población para combatir la pandemia de coronavirus, previsto hasta el 1 de diciembre, pero no excluye “adaptaciones” que podrá ser anunciadas la semana próxima por el presidente, Emmanuel Macron, ante la mejora de la situación sanitaria del país.

El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, indicó, tras el Consejo de Ministros semanal, que el país está “lejos de un desconfinamiento” porque “la situación sigue siendo grave” y “los sanitarios del país continúan bajo una presión extrema”.

“No podemos relajar los comportamientos dando a entender que hemos ganado esta batalla, sería peligroso para nuestros ciudadanos”, señaló en rueda de prensa.

Attal confirmó que el presidente, que decretó el confinamiento de la población el pasado 28 de octubre, se dirigirá al país la semana próxima para anunciar “adaptaciones” de esa medida a partir del 1 de diciembre “siempre que la situación sanitaria lo permita”.

La comparecencia de Macron se producirá después de que el primer ministro, Jean Castex, se reúna este viernes con los líderes de los diferentes partidos políticos y con los interlocutores sociales para “debatir sobre posibles adaptaciones” de la situación en las semanas siguientes “en función de la evolución sanitaria”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here