El director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Valdés, afirmó que la institución ha seguido “muy de cerca” el conflicto derivado del asalto a la Embajada de México en Ecuador y que ha hablado sobre el tema con las autoridades ecuatorianas, con quienes está negociando un potencial acuerdo.

“Estamos siguiendo muy de cerca los acontecimientos recientes en la embajada y esperamos que este asunto pueda resolverse a través de la diplomacia y en línea con las leyes internacionales”, apuntó en una rueda de prensa.

Valdés detalló que “recientemente” el equipo negociador del FMI tuvo la oportunidad de conversar sobre este y otros temas con las autoridades ecuatorianas.

La irrupción por la fuerza en la Embajada de México, cuando el exvicepresidente Jorge Glas ya había recibido el asilo, ha sido declarada ilegal y arbitraria por un tribunal de Ecuador, y el Gobierno mexicano ha roto relaciones con el país andino y lo ha denunciado ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por considerar violado el derecho internacional y su soberanía nacional.

Hace unas semanas el presidente ecuatoriano, Daniel Noboa, adelantó que Ecuador está negociando un acuerdo con el FMI para proporcionar estabilidad financiera al país, que podría estar cerrado en “los próximos dos o tres meses”.

Todo ello después de que en 2022 el país andino concluyera por primera vez en dos décadas un programa de esta institución, ascendente a 6 mil 500 millones de dólares.