Pedro Flores

En estos tiempos de fin de año que vienen recuerdos nostálgicos, nos viene a la memoria el buen Jorge Orobio Rosas, si el fallecido presidente de la FMFA criticado por muchos justa o injustamente, pero logró colocar a nuestro futbol americano a nivel internacional incluso obtuvo por su trabajo un lugar en la IFAF, que en esta gestión se perdió desgraciadamente.

Si aquel individuo que una vez hipotecó su casa para poder cumplir con los compromisos internacionales en donde obtuvo campeonatos mundiales incluyendo EL PRIMERO DE FLAG y que cuando una vez CONADE hizo una limpieza de presidentes de Federaciones, la de Futbol Americano no fue tocada por la claridad en las cuentas que presentó Jorge Orobio.

Ahora parece que es todo lo contrario, en este año la CONADE prácticamente dejó sin recursos a la FMFA por falta de claridad en las cuentas del viaje a Finlandia de la Selección equipada, de ahí la necesidad de hacer “campeonatos nacionales” desde la U6 en todas las categorías y modalidades incluyendo a los de 60 y más con el fin de obtener recursos.

“Campeonatos Nacionales” cuya asistencia de equipos ha sido tan variada que en Monterrey fueron 4 equipos en una categoría menor, y en Mérida asistieron el mismo número de equipos al femenil equipado, estuvieron presentes sus incondicionales, Chihuahua, Nuevo León, el Estado sede y otro más… ¿eso se puede llamar un nacional?

Pero obviamente, contrariamente a Jorge Orobio, lo que le interesa a la FMFA actualmente es el pago de la inscripción, haciendo un cálculo aproximado de lo obtenido en este año, como producto de los mencionados torneos, se puede decir que entró a la Federación un total de casi medio millón de pesos.

Del campeonato infantil realizado en Cancún fueron 9 equipos en 3 categorías, cada categoría al parecer pagó 4,200 por equipo, lo que se multiplica por 27, da un total de $113,400 pesos; La Baby Flag con 14 equipos a $ 2,300 nos da $ 32,200 pesos , la Infantil equipada, con 17 equipos a $ 4,200 pesos la inscripción nos da un total de $ 71,400, los 4 equipos de Mérida a $,4,200 nos da un total de $ 16,800, mas las no tan válidas certificaciones a las que asistieron 40 couches que pagaron $ 350 pesos por el documento, suman más o menos 14 mil pesos, eso sin contar el de Baja California, estas cifras obviamente son aproximadas, estimadas según los costos de inscripción a los torneos y aquí no están todos señalados, sólo los más conocidos.

Cabe recordar que en el Reglamento Administrativo de Campeonatos Nacionales, la FMFA En dichos reglamentos se señala que; “. En caso de no existir interés por algún campeonato la sede queda libre para su licitación al resto de los miembros, la FMFA será la única facultada para asignar sede siendo ésta la administradora total del evento. O sea, la entidad consigue campos, seguros, médicos, transporte interno, servicios médicos de urgencias, hospitales, arbitraje, hidratación y tal vez hasta hospedaje, la FMFA sólo proporcional su logotipo, ¿entonces a donde va a dar el dinero recaudado?, eso sin contar la eventual ven de ropa.

Esta anómala situación se piensa eternizar, porque según los estatutos de la FMFA sólo puede aspirar a ser presidente, quien ha estado en la Directiva anterior, y en este caso ante la ausencia total del Comisario, de los representantes del IPN y la UNAM, cuyo a poyo está veremos ante el cambio de Rector y con la presencia en ocasiones únicamente de la UVM, César Barrera tiene el camino libre para su reelección, y aunque no haya la asistencia requerida, en su segunda opción de cuórum, tan solo con los votos de sus incondicionales de Chihuahua y Nuevo León, se podría reelegir presidente y ellos quedarán en la directiva junto son algún representante de la LFAY seguirán las promesas de que los jugadores que asistan a sus “nacionales” pueden ser convocados para las selecciones que representan a México y se siga explotando con dichas ilusiones a los directores de Deportes de los Estados, nos surge la pregunta ¿la FMFA es una AC al servicio del Fútbol Americano o una S.A de C.V al servicio de muy pocos.