En lo que va del año y tras darse cambios de directivos en el Sistema de Administración Tributaria (SAT), el organismo ha reforzado su mensaje con los grandes contribuyentes: la fiscalización va en serio y para todos.

Muestra de ello es la demanda de pago de impuestos a Alsea y Walmart por la compra-venta de la cadena de restaurantes Vips, en la cual requieren a la restaurantera 3 mil 881 millones de pesos y 10 mil 559 millones a la minorista.

Otra muestra es lo que ocurrió con Maxcom, empresa a la cual el fisco reclama el pago de 631 millones de pesos por impuestos del ejercicio 2016.

De diferente naturaleza, pero también dado a conocer por el SAT, está el pago de más de 8 mil millones de pesos por parte de América Móvil, que sin ser una operación de fiscalización porque se trata de un cambio de régimen, el SAT anunció como un logro al invitar a este grande contribuyente a cumplir con sus obligaciones.

Este año existe presión de recaudar más. En 2019 la recaudación tributaria quedó por debajo de lo programado en 108 mil millones de pesos, mientras que para 2020 se espera que dicha recaudación se incremente en 2.2 por ciento, lo equivalente a 194 mil millones de pesos, según datos de la Secretaría de Hacienda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here