Varias feministas encapuchadas protestaron en el centro histórico de la Ciudad de México y acusaron a las autoridades del país de perseguir a las manifestantes en lugar de buscar a los criminales.

“Hoy estamos aquí porque los citatorios siguen llegando a mujeres que salen a manifestarse”, dijeron las mujeres en protesta, que leyeron un comunicado ante una oficina de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX), donde una de ellas entró acompañada de su abogada tras haber sido citada a declarar.

Las mujeres se reunieron en la emblemática Plaza Garibaldi y caminaron varias calles sin provocar altercados, compartiendo consignas y animando a otras personas a unirse a ellas, hasta llegar a la oficina de la FGJCDMX.

Allí pegaron, en señal de protesta, un mural en el que se podía ver una luna y, alrededor, figuras humanas en representación de las mujeres.

A continuación leyeron el manifiesto con el que informaron que el motivo de la protesta era la continua persecución a quienes protestan, tanto a sus compañeras feministas como a otros defensores de derechos humanos.