Europa reportó en la última semana un aumento del 5 por ciento de muertes por COVID-19, mientras que en el resto de continentes el número de decesos se mantuvo estable o disminuyó, según muestra el último informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado hoy.

En América, los fallecimientos por esta causa descendieron un 3 por ciento, en la región de Pacífico occidental -que incluye China– un 5 por ciento y en el Mediterráneo oriental un 14 por ciento.

En el sur y este de Asia -que abarca India- las muertes en el contexto de la pandemia aumentaron un 1 por ciento, y un 3 por ciento en África.

A nivel global se registraron 50 mil muertes adicionales, según las notificaciones de todos los países que recibe la OMS, una cifra que se mantuvo estable.

El número de contagios aumentó un 6 por ciento a nivel global. Por regiones, el incremento fue del 8 por ciento en Europa y en América, mientras que hubo un 33 por ciento menos de casos notificados desde África.