El diálogo entre la oposición y el Gobierno de Venezuela se aplazó hasta el 3 de septiembre con un avance todavía incierto, pero destaca el rol diplomático relevante de México tras albergar el inicio de la negociación este fin de semana.

El presidente Nicolás Maduro y el líder opositor Stalin González han defendido este lunes las negociaciones en México, donde las delegaciones del Gobierno y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela firmaron un memorando de entendimiento cuestionado por algunos sectores de oposición.

os diálogos de paz entre Venezuela y los sectores extremistas de la derecha han arrancado con buen pie, ya son exitosos, tengo en mis manos el documento original de México y siento que tiene vida propia”, declaró Maduro en una rueda de prensa en Caracas con el memorándum en sus manos.

El diálogo arrancó el viernes en el Museo Nacional de Antropología de la Ciudad de México con una mediática firma del documento entre el presidente oficialista de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, y la opositora Plataforma Unitaria de Venezuela, representada por el abogado Gerardo Blyde.

Con este proceso, impulsado por Noruega, la oposición exige elecciones “libres” en los comicios regionales del próximo 21 de noviembre, mientras que Maduro pretende que se levanten las sanciones internacionales.