Por primera vez el Gobierno de Estados Unidos recurrió al Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC para solicitar a México que revise si se han violado derechos laborales de los trabajadores de una planta de General Motors (GM) en Silao, Guanajuato.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos (USTR) y el Departamento de Trabajo recibieron información sobre presuntas graves violaciones a los derechos de trabajadores en Silao, relacionadas a una votación organizada por el sindicato existente para aprobar su convenio colectivo.

Conforme al artículo 31-A.4.3 del T-MEC el Departamento del Tesoro suspenderá la liquidación final de las cuentas aduaneras relacionadas con las entradas de mercancías de la planta de GM en Silao.

La liquidación se reanudará una vez que las partes hayan acordado que no hay violación de derechos laborales.

Katherine Tai, representante comercial de EE.UU., agradeció al Gobierno de México por detener la votación del sindicato de la planta de General Motors en cuanto tuvo conocimiento de irregularidades.