• Países como EU y Gran Bretaña comienzan a realizar apartados para el fármaco
  • México no invierte en Ciencia y Tecnología, por el contrario AMLO realizó recortes

María Escalante García

El SARS-CoV-2 sigue cobrando la vida de muchas personas, debido a esto distintos países trabajan para encontrar la solución a este grave problema, hasta el momento la vacuna es la única solución, a pesar de que ya existen avances en este tema la OMS advierte que no será hasta 2021 que se pueda aplicar las primeras inyecciones.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) cuenta con más de 200 proyectos de vacunas en marcha, aunque solamente son 25 las que están en etapa clínica y de esas 25 solo 10 se encuentran en fase avanzada es decir 2 de 3 etapas.

La situación es complicada sobre todo para México, ya que una vez que se obtenga una vacuna segura, que proteja del virus y no tenga efectos secundarios adversos, la cuestión es cómo se va a distribuir para 7 mil 500 millones de personas en todo el mundo además de quiénes serán los primeros en recibirla.

“Estamos trabajando con la perspectiva de que tendremos un par de cientos de millones de dosis para fin de año, si somos muy optimistas. Esperamos que para fines de 2021 tendremos 2 mil millones de dosis de una a tres vacunas efectivas para distribuir en el mundo”, afirmó, la jefa científica de la OMS, Soumya Swaminathan, aunque subrayó que es una probabilidad, pues hasta ahora no hay ninguna vacuna probada.

Su distribución…

La Organización Mundial de Salud está creando directrices para la distribución ética de vacunas contra el COVID-19. Según Swaminathan, la experta de esta Organización, la prioridad serán los que están en primera línea de riesgo, como médicos y policías, así como los más vulnerables a la enfermedad, que son ancianos y diabéticos, a lo que se añade las personas expuestas en zonas de alta transmisión como barrios marginales.

Los jefes de la industria farmacéutica expresaron que creen en la posibilidad de una vacuna antes de 2021, pero subrayaron que el desafío es enorme, pues el mundo requeriría dos dosis de vacuna por persona, o sea 15 mil millones de vacunas, según los cálculos.

Rafael Vilasanjuan, miembro del consejo de dirección de Gavi (Alianza Global para la vacunación), explicó que, por ahora, la capacidad de producción mundial es de 2 mil millones de dosis por año, mientras que la población mundial llega a 7 mil 500 millones de personas en “igualdad de riesgo”. En el mejor de los casos, “podremos tener 250 millones de dosis de vacunas por mes si se aumenta la fabricación”, añadió el experto.

Según sus cálculos, una vez que se disponga de vacuna, cada país recibirá el 20% de dosis correspondiente a su población, si se ciñe a la iniciativa internacional Covax facility (sistema Covax), que busca facilitar el acceso mundial a las dosis, antes del mes de agosto. El país tiene que pagar por adelantado ese 20% y así promueve la producción en función de sus recursos y se asegura su cantidad de dosis. El objetivo principal: que sea lo más equitativo posible.

Competencia entre países

Una decena de vacunas diferentes están ya en diversas etapas de pruebas, en Gran Bretaña, China, Estados Unidos y otros países. El doctor Anthony Fauci, máximo experto en enfermedades infecciosas en EU expresó un cauto optimismo en que habrá una vacuna para COVID-19 a finales del año o inicios del 2021.

Varios países ricos han pedido ya millones de dosis de esas vacunas experimentales. Gran Bretaña y EU, por ejemplo, han invertido en una vacuna desarrollada por la Universidad de Oxford y producida por AstraZeneca. Políticos británicos dicen que, si resulta efectiva, se utilizará en su país. Se espera que Estados Unidos comience a acopiarlas este otoño y ha invertido además en otras candidatas.

En este sentido, funcionarios estadounidenses han comentado que se trabaja en un sistema escalonado para la distribución. Ese método muy probablemente daría prioridad a los grupos de mayor riesgo de complicaciones derivadas de coronavirus y a los trabajadores esenciales.

Peligro de la vacuna…

“Lo habitual en el diseño de la vacuna es de 5 años aproximadamente, cuando funciona bien, llevamos casi 40 años de Sida y no existe una vacuna eficaz, es por eso que trabajar en una vacuna ‘fast track’ para combatir el SARS-CoV-2 implica un peligro al no ser la más eficiente en el primer momento”, aseguró el doctor Alfredo Corell, inmunólogo y divulgador científico español.

“La vacuna de Oxford aparentemente no tienen efectos secundarios que haga que se paralice, pero insisto no deja de ser un peligro, porque incluso otras enfermedades de más años no se han terminado de erradicar”, comentó el experto.

Coronavirus: La vacuna contra el coronavirus de Oxford genera ...

Pese a que la Universidad de Oxford se ha pronunciado que en septiembre de este año estará lista la vacuna para producirse el tambien catedrático de universidad comentó que no será posible que en este mes estén listos todos los millones de dosis necesarias, además distintos países han reservado dosis para cuando esté preparado el medicamento.

“Sin ciencia no hay futuro…”

“La mezcla de la política y la ciencia no es buena, es una enseñanza que nos deja esta pandemia, los políticos deben invertir en desarrollo científico y tecnológico de un modo constante y con más porcentaje del presupuesto del país. En España no somos un país que tradicionalmente invierta en investigación, esto provocó que no hayamos podido reaccionar a la pandemia como otros países y por eso dependemos de terceros. Sin ciencia no hay futuro”, finalizó Alfredo Corell.

En este sentido México se encuentra en la misma situación que España pues con la llamada “austeridad republicana” implementada por la Cuarta Transformación, los recursos para el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) disminuyeron, incluso meses atrás se observaron protestas por recorte a becas a esto se añade la renuncia de Julia Taguëña coordinadora del Foro Consultivo Científico y Tecnológico, porque el organismo, encabezado por María Elena Álvarez-Buylla, no le ha dado los recursos necesarios para operar.

¿Cómo vamos con el COVID-19?

Al cierre de esta edición suman más de 15,6 millones de personas contagiadas, mientras que la cifra de muertos rebasa los 637 mil. México acumula 370 mil 712 casos y 41 mil 908 fallecimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here