• Sonda InSight Mars de la NASA detectó el movimiento más grande jamás observado en otro planeta 
  • El sismo más grande registrado anteriormente fue de una magnitud estimada de 4,2 detectado el 25 de agosto de 2021 

María Escalante García  

La sonda InSight Mars de la NASA detectó el terremoto más grande jamás observado en otro planeta. Un temblor de magnitud 5 estimado que ocurrió el pasado 4 de mayo. La sonda especializada en la dinámica geológica marciana ha reunido más de 1.313 sismos desde que aterrizó en Marte en noviembre de 2018.  

El terremoto más grande registrado anteriormente fue de una magnitud estimada de 4,2 detectado el 25 de agosto de 2021. 

Los martemotos son como los terremotos que experimentamos en la Tierra, solo un poco diferentes cuando se trata de por qué ocurren en cada planeta. En la Tierra, este evento sería un terremoto de tamaño mediano, pero alcanza un nuevo récord de actividad sísmica detectada por los científicos que estudian Marte. 

InSight cuenta con un sismómetro de alta sensibilidad para estudiar el interior profundo del planeta. A medida que las ondas sísmicas atraviesan o se reflejan en el material de la corteza, el manto y el núcleo de Marte, cambian de formas que los sismólogos pueden estudiar para determinar la profundidad y la composición de estas capas. 

Un terremoto de magnitud 5 es un terremoto de tamaño mediano en comparación con los que se sienten en la Tierra, pero está cerca del límite superior de lo que los científicos esperaban ver en Marte durante la misión de InSight. 

El equipo científico deberá estudiar más a fondo este nuevo terremoto antes de poder proporcionar detalles como su ubicación, la naturaleza de su fuente y lo que podría decirnos sobre el interior de Marte. 

«Desde que instalamos nuestro sismómetro en diciembre de 2018, hemos estado esperando por ‘el grande'», dijo en un comunicado Bruce Banerdt, investigador principal de InSight en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el sur de California, que dirige la misión. 

«Este terremoto seguramente proporcionará una vista del planeta como ninguna otra. Los científicos analizarán estos datos para aprender cosas nuevas sobre Marte en los próximos años». 

Corteza marciana 

La corteza marciana es como una sola placa gigante, esta tiene fallas y fracturas en su interior porque el planeta continúa encogiéndose a medida que se enfría. Esto ejerce presión sobre la corteza marciana, estirándola y agrietándola. 

Cuando las ondas sísmicas de los terremotos de Marte viajan a través de diferentes materiales dentro del interior marciano, permite a los científicos estudiar la estructura del planeta. Esto les ayuda a comprender el misterioso interior marciano y aplicar esta investigación para aprender cómo se forman otros planetas rocosos, incluido el nuestro. 

El sismómetro increíblemente sensible del módulo de aterrizaje, llamado Experimento sísmico para estructuras interiores, tiene la capacidad de detectar martemotos a cientos y miles de kilómetros de distancia. Los datos recopilados por InSight hasta ahora revelan nuevos detalles poco conocidos sobre el núcleo y el manto marcianos. 

El equipo científico de InSight continúa analizando el terremoto para comprender mejor su origen, fuente y lo que puede revelar sobre el planeta rojo. 

La misión experimenta nuevos desafíos a medida que Marte entra en la temporada de invierno, cuando se levanta más polvo en el aire. Estas partículas flotantes reducen la luz solar necesaria para cargar los paneles solares que alimentan a InSight, que actualmente está trabajando en una misión extendida que dura hasta diciembre. 

El 7 de mayo, el módulo de aterrizaje entró en modo seguro cuando sus niveles de energía cayeron, lo que provocó que cesara todo menos las funciones esenciales. El equipo anticipa que esto podría suceder más en el futuro a medida que aumentan los niveles de polvo.