• ¿Podrán defender el campeonato para la próxima campaña o irán en picada? 

Gerry Padilla  

Los festejos no se hicieron esperar en la ciudad de Los Ángeles, tras 22 años de sequía, Rams regresó a los libros de la historia tras conseguir el campeonato del Super Bowl el domingo pasado frente a Cincinnati Bengals, el camino del triunfo no empezó fácil para la franquicia, la construcción del equipo comenzó en el 2015, cuando los dueños del equipo decidieron mudarse de Saint Louis Missouri a la ciudad de Los Ángeles, en ese año ya contaban con un corredor elite, como lo fue Todd Gurley, tras una pésima campaña en 2015 en su nueva casa en el Coliseo de Los Ángeles al solo ganar 5 partidos y perder 11, el récord perdedor del tal temporada les abrió la oportunidad de obtener una de las primeras posiciones en el Draft 2016 de la NFL, en el segundo pick global se decidieron por el quarterback, Jared Goff, egresado de la Universidad de California, llegó con altas expectativas para lograr grandes rachas de triunfo, las esperadas victorias no llegaron en la campaña del 2016, ya que Goff, tuvo un año complicado, falta de entendimiento en el sistema ofensivo del head coach Fisher y tan solo tuvo un 67% de porcentaje de pases completos. 

En 2017 llegó, los Rams contrataron a un joven head coach promesa para darle frescura al plantel, Sean McVay llegaba como el entrenador en jefe más joven en tomar la riendas de Los Angeles Rams, y así entraba el buen año para el equipo, lograron ganar su división y calificar a los playoffs, pero fueron derrotados por Atlanta Falcons en la ronda divisional, era así como comenzaba el camino para la grandeza, a principios del año 2018, Rams movió piezas para contratar lo mejor de la agencia libre, así lograron hacerse de los servicios de Jalen Ramsey, el mejor esquinero de la liga de ese momento, a cambio de algunas rondas del Draft para Jacksonville Jaguars de donde provenía Ramsey, estos cambios fueron severamente criticados por analistas expertos, comentaban que el equipo de los Rams, estaba entregando su futuro, el cuadro de Los Angeles, demostró a toda la liga que daba todo o pagaba el costo que fuera para tratar de conseguir el trofeo Vince Lombardi. Para el año 2019, los Rams, lograban su cometido, llegar al Super Bowl, pero en esa ocasión se enfrentaron a los Patriots de Tom Brady, el resultado no fue nada de lo que esperaba Los Angeles, al final terminarían perdiendo 13-3. 

Rams se consagró este 2022, por fin llegó el añorado trofeo, que los catapultó como el mejor equipo de la NFL, ¿Pero que seguirá después? Con el Super Bowl conseguido, ¿bajaran la intensidad como sucedió con los Denver Broncos en 2016?, llegaron al Super Domingo, consiguieron su cometido y nunca más se les ha visto ni siquiera jugar un partido de postemporada, se comenta en las instalaciones de Los Angeles Rams, que Aaron Donald, regrese un año más para defender el título de campeones, ¿Pero logrará cumplir la promesa? Donald ya ha sufrido muchas lesiones y críticas, que haría que el jugador preferiría alejarse de los emparrillados, otra pieza clave del triunfo es Von Miller, que ya declarado que se marcha del equipo, Matthew Staford, quarterback de Rams que sirvió como monedad de cambio para que Goff se marchara del equipo, con el anillo de campeón en mano, puede que ya no del máximo en el campo, ya que este año estaría cumpliendo 35 años y una edad así en el football americano, ya suele pesar, pero tendremos como aficionados del deporte de las tacleadas darle el beneficio de la duda para Los Angeles Rams, si es que pueden defender su título o poco a poco verlos en declive.