• Alrededor de 5 mil empleos se han perdido en el sector por el contrabando asiático
  • Corrupción en aduanas son el factor determinante en este problema

 María Escalante García

La industria textil y del vestido, está afectada a causa de la entrada ilegal a México de prendas extranjeras, la mayoría de estas de origen asiático, la corrupción en aduanas es un factor determinante, que junto a la creciente adquisición de estos productos a través de internet generan un problema a la mercancía nacional de este sector que es muy transcendental para el país, ya que proporciona un 6% del PIB total y un 20% de los empleos totales del sector industrial.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, al cierre del 2018 este sector estaba integrado por más de 30 mil empresas. Pero el escaso consumo que ha tenido la industria textil mexicana ha hecho que se encuentre en una situación de crisis, durante la primera mitad del presente año hubo una baja de 2% en comparación con el mismo periodo de 2018 y con pérdidas aproximadas de 5 mil empleos.

La producción de una prenda incluye el diseño, corte, confección, armado y acabado. Cada uno de estos procesos crea importantes fuentes de empleos, debido a esto la industria del vestido representa el 10.3% de la industria manufacturera.

La ropa popular es china o procedente de talleres outsourcing -una organización contrata a otras empresas externas para que se hagan cargo de una parte de su actividad o producción-, que contratan tiendas departamentales como el Palacio de Hierro, Liverpool o Sears, empresas que reciben ropa cortada por diseñadores, con telas importadas y confección pagada a precios irrisorios.

Contrabando afecta al mercado interno

El consumo ilegal comprende ropa robada y prendas usadas que entran de contrabando -las pacas-, así como piratería de marcas. En este sentido la entrada ilícita de prendas a territorio mexicano se da en su mayoría a través de las aduanas de manera transitoria pero terminan en el mercado mediante canales formales e informales lo que genera la competencia desleal, específicamente en los puertos de Manzanillo en Colima, Veracruz y Lázaro Cárdenas en Michoacán, se da este problema.

El contrabando de prendas afecta el 90% de las transacciones realizadas en este sector, conjuntamente durante este año cerca del 80% de empresarios en este ramo han registrado varias afectaciones como recortes de personal, paros técnicos, pérdidas económicas y hasta cierres de empresas.

De los 16 mil millones de dólares anuales que vale el mercado de ropa en México, 9 mil 600 millones es decir el 60%, es de prendas ilegales, sea porque entraron de contrabando, triangulación, subfacturación, o porque es ropa usada, robada o pirata. El principal canal de distribución de estas prendas se da en los tianguis y canales informales.

La entrada ilegal al país de prendas de vestir afecta terriblemente al sector textil mexicano y origina la competencia desleal, pues se están colocando en canales de comercio formales, a este problema se suma la falta de gas que vive el sector, apuntaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), José Cohén Sitton. 

En referencia a esto último, el empresario comentó que dicho sector también tiene que enfrentar actualmente la falta de gas natural en el país, pues los industriales afiliados al organismo reportan que les recortaron el suministro y han recibido avisos sobre disminuciones de hasta un 30% en el abasto.

Entre las razones de esta situación, está la falta de regularización por parte del Gobierno federal y los bajos precios a los que se ofrecen estas prendas, entre 20 y 30 por ciento menos que los productos que se venden en canales formales, pero con un alto riesgo en su calidad e higiene.

Aumenta compra de prendas por internet

La presencia de empresas extranjeras que ofrecen ropa en México a través de internet (comercio en línea), es otra de las inquietudes del sector textil y del vestido. Después de servicios como transporte, boletos de eventos, descargas y viajes, la mercancía más comprada por internet en México es la ropa, calzado y accesorios, con un 79% de menciones, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

La periodicidad y el valor de las adquisiciones de ropa y calzado por internet han aumentado incluso hace cinco años, la frecuencia de compra era de 3 a 5 veces por persona al año, mientras que actualmente es de 8.7 compras anuales. Mercado Libre, Amazon, Liverpool, Linio y Privalia son los principales sitios donde las personas hacen este tipo de compras, de acuerdo con la AMVO.

El comercio a través de internet permite a los compradores de ropa, adquirir prendas de firmas extranjeras de bajo costo y alta moda, y recibirlas por paquetería en casa. Uno de los principales motivos de compra, con un 51%, es que constituye la oportunidad de conseguir mejores precios, ya que un mismo producto puede ser hasta 15% más barato si se compra en línea, que si se adquiere físicamente en una tienda.

Mucha de esta importación que compras en estas tiendas no paga ningún tipo de arancel porque se documenta como si fueran muestras, vienen de servicios postales chinos o de Corea, y como vienen empaquetados en microbolsitas y al vacío, no la detecta la autoridad pensando que se trata de una muestra, explicó Adriana Ávila Moreno, experta en comercio electrónico.

La corrupción y falta de instrumentos jurídicos que regulen la importación y venta de prendas en México, han provocado que en este sector se vean afectados tanto empleados como empresarios, junto a esto la creciente demanda de compras a través de internet, no favorece para nada a esta industria debido a que no se compra lo hecho en México y la mayoría de las prendas ilegales que se adquieren son de mala calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here