• Perritos participan en labores de búsqueda de desaparecidos, incendios y derrumbamientos; desde cachorros son entrenados para participar en estas actividades  

María Escalante García  

 Los héroes de cuatro patitas participan en labores de búsqueda de desaparecidos, incendios y derrumbamientos, el oído de los perros es dos veces más fino que el del humano por lo que perciben frecuencias sonoras hasta 2.5 veces superiores, por lo que hace que sean ideales y auténticos héroes de rescate.  

En los binomios existen perros rescatistas y de búsqueda, los primeros buscan en los escombros y los segundos en áreas de mayor tamaño.  

Además de su raza, sus características y capacidades físicas son importantes, altura, peso, destreza, rapidez, agilidad. No hay requisitos rígidos ni hace falta tener una raza específica de cachorro, aunque se recomienda que sean de raza pequeña o mediana para que puedan entrar en espacios reducidos y sea posible cargarlos con las manos o un arnés.  

Formación de perritos rescatistas…  

En México está la Unidad Canina de Búsqueda y Rescate de Personas, grupo que pertenece a la Dirección General de Análisis, Protección y Seguridad Universitaria (DGAPSU) de la UNAM, misma que fue creada en 1986 por iniciativa de veterinarios universitarios a raíz de los sismos del año previo.  

Se puede iniciar a formar a un perro desde cachorro a las pocas semanas de nacido con estimulación en sus patitas con toallitas de agua tibia, para continuar haciendo lo mismo en sus orejas y cola, el tiempo de estimulación es de unos pocos segundos para después regresarlos con su mamá, de acuerdo con Julio Alejandro Velázquez Rodríguez, coordinador de la Unidad Canina. Posteriormente, se inicia con algunos obstáculos, se hace que los perritos caminen por zonas obscuras o húmedas.  

Los manejadores caninos a su cargo llevan a cabo una socialización a base de juegos en diferentes escenarios.  

Frida, rescatista   

En el caso de Frida, se observaron cualidades de independencia, concentración, temperamento equilibrado, intrepidez, curiosidad, fácil habituación a diferentes ambientes, disposición al juego, facilidad de aprendizaje, empatía hacia las personas y facilidad para la convivencia social lo que la hizo perfecta para el puesto de heroína.  

La perrita rescatista de la Secretaría de Marina (SEMAR) que se volvió famosa por su labor de rescate tras el sismo del 19 de septiembre de 2017, murió el pasado martes. La dependencia oficial confirmó el deceso de la canina, quien fue reportada como enferma en meses previos, a través de sus redes sociales.  

Frida fue una labrador de color miel, que nació el 12 de abril de 2009, en la Unidad Canina de la Secretaría de Marina, ahora Subgrupo de Control Canino, perteneciente al Estado Mayor General de la Armada de México.   

Desde sus primeros días de nacida, la cachorrita comenzó su entrenamiento, en el cual sus instructores observaron cualidades ideales para llevar a cabo funciones dentro de las filas de la Armada de México.  

Frida pasó a situación de retiro el 24 de junio del 2019, en el marco del “Día Internacional del Rescatista”, en el cual entregó su equipo táctico y recibió un juguete, como símbolo del inicio de su nueva vida.   

Más perritos rescatistas… 

Chichí, fue un pastor alemán que también participó en las labores de rescate de los sismos de 2019. En toda su carrera, logró rescatar con vida a 11 personas. El 12 de agosto de 2019, Chichí murió por complicaciones en una lesión en su columna a la edad de siete años. 

Ecko y Evil, hermanos que participaron también en el rescate de personas en el 2019, ambos continúan en servicio y pertenecen a la Secretaría de Marina.