• Derrotas consecutivas en pretemporada para la estrella solitaria, augura una temporada larga

Gerry Padilla

De mal en peor los Dallas Cowboys están iniciando esta pretemporada 2021 con tres derrotas consecutivas y todo esto se suma la lesión sufrida por Dak Prescott durante el “training camp 2021 de la NFL” ya que esto puede estar encendiendo las alarmas en Dallas. Aunque de principio se estimaba que estuviera fuera de las prácticas para recuperarse de una lesión en el hombro, esta situación tendría pocos días para librar la ausencia de iniciar la temporada regular frente a los campeones reinantes, Tampa Bay Buccaneers, pero ayer con la derrota que sufrieron ante los Houston Texans 14-20, el entrenador en jefe de Cowboys, Mike McCarthy, confirmó que el quarterback, Prescott, no participará en el último juego cuando reciban en casa a los Jacksonville Jaguars. Pero no todas son malas noticias, reportes recientes en Valley Ranch indican que Prescott podría jugar el encuentro inaugural de la temporada contra Tampa Bay, pero puede que no esté al 100%.

Sin embargo, la dirigencia de los Cowboys encabezada por Stephen Jones no tiene mucho margen de maniobra, ya que el tope salarial del equipo vaquero cuenta actualmente con 5.4 millones de espacio. Aparte de esto, hay muy pocos en la posición de quarterback que se ajusten al plan de juego ofensivo de Kellen Moore y la mayoría de ellos podrían llegar negociando un canje con sus respectivos equipos, pero todo este problema, se llegaría a solucionar si Dak Prescott inicie sano la temporada regular 2021.

También la semana pasada algunos jugadores intentaron regresar a NFL para tomar un segundo aire, pero no tuvieron el éxito deseado, tal es el caso de Tim Teabow, quien llegara al equipo de los Broncos de Denver en 2010, proveniente de los Lagartos de la Universidad de Florida, de tan brillante carrera colegial, el exquarterback de Florida y donde fue campeón nacional en 2006 y 2007 y que fuera el mejor jugador a nivel universitario le valió el trofeo Heisman en 2008 (premio que se otorga al mejor jugador de fútbol americano universitario de los Estados Unidos), pero en su intento de seguir esa gran trayectoria en el deporte ya a nivel profesional en la NFL, nunca pudo lograr algo importante, su máximo logro fue haber ganado un partido de playoffs en 2012 frente a los Pittsburgh Steelers. Su regreso para esta temporada, no pudo llegar lejos apenas el jueves pasado fue cortado de los Jacksonville Jaguars, intentando jugar como ala cerrada, el entrenador en jefe, Urban Meyer, quien fuera el head coach de los Lagartos de Florida en la época de Teabow, decidió darle una segunda oportunidad, ya que con él, Meyer, consiguió consagrarse como uno de los mejores entrenadores en jefe a nivel colegial, pero todo eso no pudo ayudarle a que Teabow, pudiese haber ganado un lugar en Jacksonville.