• La violencia por la que atraviesa México ha dejado un impacto en la vida de al menos 105 mil 20 familias que, desde 1964 a la fecha, han visto desaparecer a algún ser querido 
  • En el gobierno de López Obrador, las desapariciones de mujeres aumentaron 110% en comparación con el mismo lapso de Peña Nieto 

María Escalante García  

La violencia por la que atraviesa México ha dejado un impacto en la vida de al menos 105 mil 20 familias que, desde 1964 a la fecha, han visto desaparecer a algún ser querido, según cifras del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas de la Secretaría de Gobernación (Segob). 

En lo que va del sexenio de Andrés Manuel López Obrador, es decir, desde el 1 de diciembre del 2018 y hasta el 28 de agosto, se han presentado 81 mil 634 reportes de desapariciones, de los cuales 35 mil 748 casos seguían pendientes de resolver. 

Según los datos de Segob, en el periodo equivalente del mandato de Enrique Peña Nieto, 1 de diciembre de 2012 al 28 de agosto de 2016, se reportó la desaparición de 59 mil 678 personas, de las cuales 18 mil 174 siguen ser localizadas. 

En tanto, entre el 1 de diciembre del 2006 y el 28 de agosto del 2010, lapso similar para la administración encabezada por Felipe Calderón desaparecieron 15 mil 810 personas y siguen sin localizarse 6 mil 633 personas. 

En general, de las 105 mil 20 personas desaparecidas y sin localizarse registradas desde 1964 hasta ayer, 74% (78,269) son hombres y 24% (26,016) mujeres. 

Mujeres las más afectadas  

Los casos de desapariciones de mujeres se han incrementado a lo largo de los tres últimos sexenios. En el en periodo analizado del gobierno de Felipe Calderón, sumaron mil 252 mujeres desaparecidas y no localizadas, lo que representa el 18.8% del total de casos. 

Durante el mismo periodo del gobierno de Peña Nieto la cifra creció en 251%, al sumar 4 mil 396 casos, y lo que también representó en ese entonces el 24.1% del total de los casos registrados. 

Mientras que, en el gobierno de López Obrador, las desapariciones de mujeres aumentaron 110% en comparación con el mismo lapso de Peña Nieto, ya que, hasta el 28 de agosto, al menos 9,261 mujeres están desaparecidas; 25.9% del total de los casos sin resolverse en este gobierno. 

Desapariciones de menores 

La Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) expuso que la desaparición de las infancias en México, así como los efectos expansivos de la desaparición de personas, ratifica la urgente necesidad de atender la inseguridad y la falta de acceso a la justicia. En los últimos años se muestra un crecimiento de las desapariciones de menores. 

En total, la Redim mencionó que desde que se tiene registro (1964) a la actualidad, 87,436 niñas, niños y adolescentes han sido reportadas desaparecidas. Lo anterior es equivalente a 14 desapariciones cada día de menores; un caso cada dos horas. 

A su vez, se ejemplificó que en la actualidad hay mil 896 menores, quienes desaparecieron durante el año 2021, y que siguen sin ser ubicados. 

«El número oficial indica que fueron 1,896 las niñas, niños y adolescentes desaparecidos en México durante el año 2021. Es decir, las y los desaparecidos llenarían casi cuatro veces el Palacio Legislativo de San Lázaro, con capacidad para 500 curules, o casi completarían la Sala Nezahualcóyotl con aforo para 2 mil 177 personas y no entrarían dentro de la sala principal del Palacio de Bellas Artes, que tiene mil 396 butacas”, señala el informe.  

El reporte añadió que, si bien en todos los estados se presentaron casos de desapariciones de menores el año pasado, el 40% se concentró en el Estado de México, Tamaulipas y Jalisco. 

Desde que empezó el sexenio de López Obrador, del 1 de enero de 2019 al 29 de agosto de 2022, 23 mil 859 niñas, niños y adolescentes han sido reportadas como desaparecidas, no localizadas o localizadas en México, aseguró la Redim. 

De ellos, 6 mil 337 continúan desaparecidas o no localizadas a la fecha (el 26.6%): 3 mil 586 mujeres y 2 mil 741 hombres. 

Organizaciones defensoras subrayaron que las niñas, niños y adolescentes son víctimas de diversas formas de desaparición en México, un delito que ha ido en aumento y que está vinculado a otros más. Lo anterior se debe a múltiples causas, aunque entre los factores principales está la violencia producida por las organizaciones criminales, así como la propia violencia que se genera en los hogares.