• Índice de letalidad durante enfrentamientos con civiles y la Guardia Nacional en 2021 fue tres veces mayor que la de lesionados
  • La Comisión Nacional de los Derechos Humanos determinó uso excesivo de la fuerza en solo un ataque 

María Escalante García  

El presidente López Obrador afirma que el índice de letalidad durante enfrentamientos con civiles y la Guardia Nacional ha disminuido en su sexenio, pero en 2021 fue tres veces mayor que la de lesionados, de acuerdo a datos de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana a cargo de Rosa Icela Rodríguez señala que en 2021. 

De acuerdo con el informe, el nuevo cuerpo de seguridad abatió a 65 civiles en los 125 eventos donde se empleó la fuerza letal. En contraste, el número de lesionados fue de apenas 20. La Comisión Nacional de los Derechos Humanos determinó uso excesivo de la fuerza en solo un enfrentamiento, lo que dio origen a la recomendación 92/2021. 

En 2021, 10 elementos de la Guardia Nacional murieron durante los enfrentamientos y 62 resultaron lesionados. 

La tendencia de letalidad en esta corporación se ha mantenido desde 2020, año en que se registraron 51 civiles abatidos y 14 lesionados, a pesar de que la orden del presidente López Obrador ha sido evitar o reducir las muertes perpetradas por fuerzas de seguridad. 

En cuando a sanciones, se reportó que en la Guardia Nacional se impusieron 7 mil 586 correctivos disciplinarios y sanciones a diversos elementos. 

Los correctivos disciplinarios sumaron mil 380 amonestaciones, 4 mil 990 arrestos y mil 200 restricciones, mientras que por sanciones disciplinarias hubo 10 suspensiones de empleo, cuatro cambios de unidad, dependencia o instalación y dos comisiones en observancia por conducta. 

Masacres… 

En la lista de hechos violentos registrados el año pasado está el de 4 de febrero, cuando guardias nacionales se enfrentaron con sujetos armados que trataron de emboscarlos en los límites de Guadalajara y Tlaquepaque, con un saldo de cuatro civiles muertos y dos agentes heridos. 

Otro caso reportado por la prensa ocurrió en septiembre pasado en Tepalcatepec, Michoacán, en donde dos agentes de la Guardia Nacional resultaron malheridos.   

En Mazatlán, un civil y un efectivo murieron en una balacera luego de que un delincuente le robó la patrulla a uno de los elementos de la Guardia Nacional.  

También a mediados de ese año, en una agresión a balazos frente a la entrada del Tecnológico de Tepic, en Nayarit, fallecieron un guardia y un delincuente.  

Ningún cambio 

López Obrador presumió en un gráfico durante una de sus conferencias mañaneras una baja en el llamado índice de letalidad de los enfrentamientos de militares, pero bajo su mando ha sido más alta que en el de Enrique Peña Nieto, según cifras de la propia Sedena en su respuesta más reciente sobre el tema, en la plataforma de transparencia. 

Continúan los enfrentamientos de Sedena donde solo hay civiles fallecidos, ningún detenido y ningún militar herido o muerto: al menos 160 episodios de este tipo en lo que va de su gobierno, el 18% respecto al total de confrontaciones. 

Apenas el 6 de abril ocurrió un caso así, con 5 personas o presuntos agresores muertos en Mazamitla, Jalisco; otro el 30 de marzo, en Nochistlán Zacatecas, con 5 civiles muertos y ninguna detención; y uno más el 27 de octubre de 2021, con 6 muertes en Nuevo Laredo, ningún herido militar y ninguna captura. 

Del 1 de diciembre de 2018 a abril de 2022, fallecieron 689 civiles como resultado de enfrentamientos con el Ejército, tanto presuntos agresores como “víctimas”, y quedaron heridos 166, indicó la Secretaría de la Defensa. 

Esto da un índice de letalidad de 4.15 personas muertas por cada una que resultó herida. En el sexenio de Peña Nieto, se registraron mil 304 fallecidos y 335 heridos, lo que arroja un índice de 3.89.  

La cifra de 335 heridos en dicho sexenio, que reportó Sedena en su respuesta vía Transparencia, contrasta con la de 254 que se incluyó en la conferencia mañanera, considerando que, si se suman los números de más corporaciones, el dato debería ser mayor.