• Recortes al presupuesto de salud y la pandemia han interrumpido tratamientos
  • Tasa de mortalidad de este padecimiento es de 17.19 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 años o más 

María Escalante García 

El combate a la corrupción por parte del gobierno de la 4T encabezado por López Obrador, afectó a mujeres víctimas del cáncer de mama quienes no han recibido sus tratamientos a causa de la austeridad republicana, a esto se suma el problema de la pandemia que ha interrumpido la atención por parte de las autoridades de salud, al ser un grupo vulnerable al COVID-19. 

Mujeres de distintas fundaciones han protestado para exigir al inquilino de Palacio Nacional no retire los recursos para la atención de esta enfermedad, afirman que anteriormente recibían sus medicinas de forma gratuita, pero que tras la desaparición del Seguro Popular han tenido que pagar por ellos y que muchas de ellas no cuentan con ingresos suficientes para comprarlos.  

En México durante 2017, para la población de 20 años o más, de cada 100 egresos hospitalarios por cáncer, 24 son por cáncer de mama, esto lo ubica como la principal causa de egreso hospitalario por tumores malignos. Por sexo, uno de cada 100 hombres y 37 de cada 100 mujeres que egresan por cáncer, es debido a un tumor maligno de mama. 

A nivel nacional, la tasa de mortalidad por cáncer de mama es de 17.19 defunciones por cada 100 mil mujeres de 20 años o más. A pesar de los esfuerzos en la cobertura de la enfermedad, una vez que a las mujeres son diagnosticadas con algún tipo de cáncer de mama, regularmente, se enfrentan a cuantiosos retos, para poder ser atendidas en tiempo y forma.  

Todas estas dificultades, se han agudizado con el surgimiento de la pandemia. El reacomodo de lugares, equipos y presupuestos en las instituciones de salud pública ha traído consigo un desajuste de tiempos y servicios oportunos, tanto para otorgar los tratamientos primarios, como los secundarios.  

Ante ese panorama, diversas organizaciones civiles han salido al rescate de numerosas pacientes, pero regularmente estos esfuerzos son insuficientes, dada la gran demanda de diagnóstico y tratamiento que existe, pues tan sólo en México se estima que se diagnostican alrededor de 70 casos nuevos cada día, entre los subsistemas públicos y privados. 

Entre las mujeres que fallecen por cáncer de mama, 1% son jóvenes de 15 a 29 años, 13% tienen entre 30 a 44 años y más de la tercera parte (38%), está entre los 45 a 59 años; la mayoría fallece después de los 59 años (48 por ciento). 

Sin avances… 

Durante el mes de octubre cada año se enfoca en la lucha contra el cáncer de la mujer, pero en nuestro país no hay ningún avance ni motivo para conmemorar. La situación en muchos aspectos se ha venido agravando para las pacientes. 

Con la desaparición del Seguro Popular se rompieron los acuerdos con asociaciones civiles como Fucam y otras que sin fines de lucro daban gran respaldo a la atención del cáncer femenino.  

Entre enero y febrero, cerca de 9 mil mujeres con cáncer de mama perdieron por lo menos el ritmo en su atención que tenían con dichas organizaciones y tuvieron que irse para ser atendidas al Instituto de Cancerología (InCan) u hospitales de alta especialidad, que ya estaban de por sí saturados. 

La falta de atención se revela claramente en el reporte del Fondo de Gastos Catastróficos del extinto Seguro Popular de 2018 a 2019 la caída en número de mujeres atendidas es catastrófico: en cáncer de mama pasó de 7 mil 400 a 847; en cáncer cervicouterino, de 2 mil 525 a 174; en cáncer de ovario epitelial, de 279 a 2; en cáncer de endometrio, de 92 a 48. 

Detección temprana  

Para la detección precoz del cáncer de mama, no existen campañas masivas que queden en la memoria, acerca de cómo revisarse o cuáles son las señales de alarma que se habrían de atender rápidamente, así como, también, existe un desconocimiento generalizado acerca de los derechos que se poseen como usuarias de servicios de salud.  

Por ello, el tema de la educación para la salud sigue siendo un pendiente poblacional que toma mayores alcances cuando se observa que hay indicaciones de cuidado específicas que la mayoría de las mujeres no están siguiendo, tanto para el cáncer de mama, como para otras enfermedades. 

Cáncer afecta también a hombres 

En Tamaulipas dos hombres fueron detectados con cáncer de mama por parte de la Secretaría de Salud, enfermedad que ha demostrado no ser exclusiva de las mujeres, aunque son ellas quienes presentan la mayor incidencia.  

La dependencia estatal recomienda que la población masculina también se practique la autoexploración y en caso de percibir alguna situación anormal acuda al médico, principalmente quienes padecen obesidad y no realizan actividad física. 

Destaca que la mala alimentación es otro de los factores que contribuye a elevar la posibilidad de padecer este tipo de tumor, sobre todo si se consumen productos ricos en grasas.  

Autoexploración puede salvarte  

La prevención del cáncer de mama requiere de revisiones constantes, y la autoexploración mensual de las mamas puede ayudar a detectar anomalías, para que reciban la atención necesaria desde el primer momento. 

Deberás observar todos los detalles frente al espejo en diferentes posiciones; con los brazos a los lados, con las manos en la cabeza, con los codos y hombros ligeramente hacia adelante y con las manos en la cintura. Observar detenidamente puede ayudarte a detectar cualquier anomalía. 

Que no se te olvide autoexplorar tus pechos cada mes. Poner un recordatorio en tu calendario ayudará a que no olvides realizar este procedimiento. 

COVID-19 en números  

Hasta el cierre de la edición suman 38.7 millones de contagios y más de un millón de muertos. En México se contabilizan 834 mil 910 casos y 85 mil 285 fallecidos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here