Una auténtica cloaca ha sido destapada tras la tragedia del Colegio Cervantes de Torreón, donde el niño José Ángel mató a una maestra y se suicidó con arma de fuego, además de herir a seis personas.

El entorno familiar del menor es de personas involucradas con otros homicidios, narcotráfico y lavado de dinero, entre otros delitos.

Adrián Alanís, Secretario de Gobierno de Durango, dijo ayer que la madre del alumno que cursaba el sexto año de primaria habría sido asesinada con degollamiento y su padre estuvo preso en Estados Unidos por delitos asociados con narcotráfico.

Además, el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), Santiago Nieto, reveló que las cuentas de los abuelos y el padre del niño José Ángel serán bloqueadas como parte de indagatorias de presunto lavado de dinero y defraudación fiscal.

“Podemos ver que no es ningún seminarista: (José Ángel Ramos Saucedo), el abuelo, tiene 121 millones de pesos de flujo en efectivo hacia empresas; tiene recepción de flujos de efectivo por 24 millones de pesos en sus propias empresas”, dijo durante un encuentro de la Conago.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here