• Decidí terminar el matrimonio, sin esperarme que todas sus amenazas se cumplieran: Karen, madre víctima de violencia intrafamiliar

La Redacción  

“Desafortunadamente esto comienza desde hace ya algún par de años, en los que yo viví violencia en mi matrimonio, la última vez que el papá de mi bebé me golpea hasta casi matarme, yo decidí terminar el matrimonio, sin esperarme que todas sus amenazas se cumplieran, el 2 de febrero de 2022, él con ayuda de la señora que me ayudaba a cuidar a mi bebé los sustrae de mi domicilio cuando él se entera que yo había iniciado un juicio por violencia, días después me interpuso una denuncia referente a que yo maltrataba a mi hijo”, señaló Karen. 

Madre víctima de la violencia indicó que a lo largo del año pasado no tuvo contacto con su hijo, ya que el padre del menor mandaba a su familia a amenazar y amedrentar para que Karen quitará las diferentes denuncias que la mujer tenía en contra de su expareja. 

“El 27 de agosto en una convivencia que el juez segundo de lo familiar decreta hacía mí porque es importante que mi hijo tenga el vínculo con su mamá, la psicóloga del DIF y del juzgado habían determinado que él tenía un apego seguro conmigo, un apego donde no existía violencia tengo una convivencia con él, yo me di cuenta que mi hijo tiene una serie de situaciones médicas, con distintas infecciones, además de un tema en el área genital”, expresó la madre del menor. 

Agregó que, en lugar de recibir apoyo de las autoridades, solo ha recibido amenazas, donde todos le dicen que tiene que llegar a un acuerdo o sino le van a quitar a su hijo y lo van a mandar al DIF, en el juzgado segundo de lo familiar es lo que le repiten cada que ella asiste y tiene que ver a su ex pareja en dicho lugar.  

El sujeto llega al juzgado con toda su familia y la amedrentan, la mujer asegura que ella se comporta con decoro porque tiene miedo porque la ocasión anterior se me dio la oportunidad de exigirle a las autoridades que hicieran su trabajo, lo único que recibió de él fueron amenazas, donde le dijo que le iban a quitar a su hijo, y que no lo siguiera difamando, además de que no le sorprendería buscar un periódico de tres pesos para contar su triste historia.