• Se desplomaría producción agrícola, dice González Zepeda
  • Realizaron Parlamento Abierto en Materia de Plaguicidas
  • Piden que legisladores valoren objetivamente las implicaciones

Juan García Heredia

El sector agroquímico alertó que se pondría en riesgo la seguridad alimentaria de México con una eventual prohibición de plaguicidas, a propósito de que ayer se efectuó en el Senado el Primer Parlamento Abierto para analizar reformas sobre estos productos y los fertilizantes.

El presidente de la Unión Mexicana de Fabricantes y Formuladores de Agroquímicos (UMFFA), Luis Eduardo González Cepeda, dijo que “una prohibición de plaguicidas desplomaría la producción agrícola y pecuaria poniendo en riesgo la seguridad alimentaria del país”.

El Primer Parlamento Abierto en Materia de Plaguicidas y Fertilizantes en el Senado de la República ofreció la oportunidad de expresar los puntos de vista de todos los actores de la industria agroalimentaria, de acuerdo con un comunicado conjunto de la UMFAAC y otras organizaciones con fecha 27 de octubre de 2022.

Por su parte, el presidente de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida (AMHPAC), Alfredo Díaz Belmonte, opinó que la regulación de los plaguicidas en el país debe basarse en estudios y evidencias científicas y no en función de prejuicios, porque es demasiado lo que está en juego en el país.

En tanto, el director de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (CAADES), Marte Vega Román, apreció la importancia del Parlamento Abierto e hizo notar que “los senadores deben considerar en el proceso de la regulación de plaguicidas, las aportaciones contundentes que presentaron académicos, investigadores y funcionarios como el propio Secretario de la SADER y del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias, INIFAP, en el sentido de que la prohibición tajante de plaguicidas tendría un efecto muy importante en la producción agrícola del país”.

“El problema no es que los plaguicidas sean en sí peligrosos, sino que son las dosis y el uso y aplicación adecuada de esos insumos los que deben guiar la política regulatoria”, expuso el director de la Asociación Nacional de Procesadores de Cítricos (ANAPROCI), Humberto Arenas Reyes.

A su vez, el director general de la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries), Juan José Flores, también hizo un llamado a los senadores para que valoren con objetividad “las graves implicaciones que tendría una prohibición de plaguicidas y que se aprenda de las experiencias de otros países, como España y Sri Lanka, en la que se tomaron decisiones precipitadas que después tuvieron que revertirse”.