El morenista Pablo Gómez acusó que en la UNAM hay un vacío de autoridad y que no se ha respondido adecuadamente a las denuncias de violencia de género.

A nombre de su fracción, el ex dirigente estudiantil en 1968 advirtió que los actos vandálicos no son el problema que tiene paralizada a una parte de la Universidad Nacional Autónoma de México, sino la falta de respuestas adecuadas a los estudiantes.

En la discusión de un punto de acuerdo de la Cámara para exhortar al entendimiento en la UNAM, Pablo Gómez dijo que las respuestas de las autoridades han sido en su mayor parte omisiones, porque los directores de las escuelas y facultades, que deberían investigar y sancionar las acusaciones de acoso sexual, no quieren funcionar como autoridades. 

«Por los motivos que sean, el asunto ha caído en un enorme vacío. La Universidad sufre un vacío, los actos de violencia que hubo hace un par de días en la universidad ocurren con cierta frecuencia, no solo ahí, sino también en el centro de la ciudad, pero no son el problema. 

«El problema es la violencia de género que hay en la Universidad y llamamos a las autoridades a dar las respuestas correctas, desde el punto de vista del contenido y de la forma, porque ha habido muchas promesas incumplidas», exigió Gómez, con el aplauso de los diputados de Morena.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here