La nueva normalidad trae consigo la reanudación de actividades económicas y productivas en el país, pero las empresas no deben bajar la guardia en proteger a su personal y continuar con las medidas sanitarias y de seguridad. “El Covid-19 nos ha instalado en un nuevo estado de normalidad vinculado a la importancia de la vigilancia sanitaria y epidemiológica.

Redescubrimos que somos seres humanos biológicamente susceptibles de ser atacados por agentes virales o bacterianos, enfrentándonos con la fragilidad de nuestra existencia”, comentó Mauricio Reynoso, director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh).

La pandemia transformó todo nuestro estilo de vida: higiene, vida social, consumo y hasta la forma de trabajar. “El fin de esta crisis aún no tiene fecha, pero hay quienes sostienen que la vida no volverá a ser la misma.

En todo caso, lo cierto es que ya hay una serie de aprendizajes que nuestras empresas bien harán en recuperar y asimilar”, expresó. Una encuesta del Foro Económico Mundial elaborada el año pasado mostró que menos de 10% de los líderes empresariales de países del G20 y la OCDE consideraban el brote de una enfermedad infecciosa como un riesgo global inminente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here