Víctor Hugo Islas Suárez

Cómo humanos somos especie singular en relación al universo, bueno, por lo menos hasta donde sabemos, nos sentimos únicos, importantes, todas las personas andan por las calles pensando que sus sentimientos son ley en un mundo lleno de singularidades, pocos nos detenemos en el día a pensar en que de verdad no somos nada, pero en verdad somos una especie solitaria alrededor de un sol, posiblemente esté bien que el sentido humano sea tan vacío, da cierto confort para enfrentar el día a día.

Pero por otra parte ese sentimiento humano de superioridad provoca las guerras, los desacuerdos en la familia o en el barrio, al igual que entre los países y demás minúsculos en los que los humanos queremos demostrar nuestro poder.

Pero no somos más que cuerpos, frágiles al filo de una hoja de papel o una aguja, pasamos nuestras efímeras vidas pensando en lo material y tangible, en la satisfacción propia y otras banalidades, y nos vamos de este planeta deseando la vida futura, incluso la ciencia como la tenemos hoy en día queda escueta al querer explicar las cosas, es igual de irreal la idea del barro para crear al humano, que la del Big-Bang para crear el universo.

Sin embargo hay hechos físicos que dejamos pasar como al gua cuando nos duchamos, al mirar el cielo en días recientes pudimos ver un eclipse solar, y con perdón, me causó mucha tristeza lo ocurrido con la gente que presenció el fenómeno, su ignorancia me resultó triste y graciosa al mismo tiempo, gente llorando, gente que se persignaba, gente de rodillas adorando al cielo, y otros más sobre alguna azotea o pirámide “cargándose de energía” con cuarzos y demás accesorios para la carga de la energía holística, y ni hablar de los ignaros que quedaron ciegos o dañados por ver directamente al sol.

Pasamos los días sin entender que el universo esta ahí afuera, basta voltear a verlo por las noches, se muestran ante nosotros miles de estrellas, miles de millones en realidad, hasta el día de hoy se han contabilizado 200 mil millones de galaxias, nosotros vivimos en la llamada “vía láctea” (¿me creerán que hay personas que creen que la galaxia es nuestro sistema solar?) la vía láctea tiene un estimado de 400 mil millones de estrellas, de las cuales “solamente” 100 mil millones tienen un sistemas solares (planetas a su alrededor como el nuestro),  y la humanidad ha catalogado unos 5 mil exoplanetas, esto es, planetas que por ubicación con relación a su estrella puede albergar vida, el exoplaneta más cercano nosotros es “Próxima B” que orbita la estrella de “Próxima Centauri” a poco más de 4 años luz.

Si buscamos imágenes del universo conocido, encontraremos que nuestro lugar en el mismo es realmente minúsculo, microscópico para ser realistas, y en ese universo somos la única especie “inteligente” conocida, viviendo el único planeta habitable, con recursos limitados que extraemos sin control, toda la gente se espanta cuando falta el agua, la luz, el gas o se quedan sin señal en el celular, pero no entendemos que la verdadera problemática somos los humanos, deberíamos ser menos, reducirnos a la mínima expresión para gastar los recursos en la ciencia, salir de aquí y preservar a la especie, que al fin de cuentas, en relación al universo es lo único que importa, deberíamos preocuparnos más por subsistir como especie que como pueblo, pero la gente esta ensimismada en salir a comer a un “buen lugar” que lo que realmente deberíamos de entender, estamos solos, no hay forma de llegar con los vecinos, están ahí, al igual que nosotros, esperando, ¿Cuántas civilizaciones se abran ya extinguido sin poder siquiera lograr la invención de los satélites de comunicación?, ¿Cuántas habrán logrado hacer contacto con alguna otra?

«Solo hay dos opciones: o estamos solos en el Universo o no lo estamos, ambas son igual de aterradoras.» Carl Sagan