Vaya trabajo que tiene la procuradora de la Ciudad de México, Ernestina Godoy. La ciudad vive una oleada delictiva como no se había registrado antes. Lo mejor que pudieron hacer en la administración pasada fue negar que creciera la delincuencia, el crimen, el narco, el secuestro, los asesinatos, el robo y la presencia de carteles.

Es imprescindible recuperar la confianza en la autoridad, eso solamente se logrará PROCURANDO JUSTICIA, respetando la ley, siendo honestos y aptos para el trabajo. Limpiar a la procuraduría no es fácil, sobre todo cuando llevan años con una mala reputación que se han ganado a pulso, verdaderamente hijos de la corrupción.

Todos los casos son apremiantes. Pero el de Raymundo Pérez López, líder de ambulantes y comerciantes establecidos en el Centro Histórico, que fue asesinado presuntamente el grupo criminal La Unión Tepito, puede ser emblemático, su resolución, captura y castigo para los responsables debe ser el mensaje para que entiendan que hay una procuradora a la que no le tiembla la mano.

La Cuarta Transformación también debe hacerse sentir, que los maleantes entiendan que no habrá tregua para que paguen sus fechorías, para ello se necesitan instituciones fuertes, limpias y sin compromisos.

Nosotros… 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here