Con fecha de 19 de abril, el INEGI dio a conocer los datos de la trigésima Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU), realizada en la primera quincena de marzo de 2021. El levantamiento de la encuesta se lleva a cabo en sesenta y nueve ciudades “de interés”, más las dieciséis alcaldías de la Ciudad de México: 85 demarcaciones en total. 

Esta encuesta tiene como objetivo medir la forma en que los ciudadanos perciben distintos conceptos referentes a la inseguridad de su entorno o en lo que respecta a las situaciones delictivas que han atestiguado. 

Las seis localidades del país que encabezan la alarmante lista son: Fresnillo, Ecatepec, Cuernavaca, Gustavo A. Madero, Uruapan, y Guadalajara (en ese orden). En todas ellas entre el 86 y el 94% de su población mayor a 18 años, consideró que el lugar donde vive es inseguro. 

Lo elevado de los números, y lo distantes que están unas ciudades de otras, no hace sino confirmar la escalada de violencia que hemos vivido en el país por más de una década sin que se vislumbre una solución. 

El caso de la alcaldía Gustavo A. Madero sorprende y llama la atención por varios motivos. En primer lugar, el INEGI señala que la GAM es uno de los casos en los que sí existió un cambio estadísticamente significativo con respecto de diciembre de 2020: pasó de un 71% de personas que se sienten inseguras a un 86%. Pero, además, es la única alcaldía en la CDMX donde la percepción de inseguridad creció (en todas las demás, fue a la baja). 

¿Por qué los habitantes de la GAM se sienten más inseguros que el resto de los capitalinos y en las demás alcaldías la tendencia es distinta? ¿Es culpa de las autoridades de la demarcación?  

Restándole importancia al asunto, la Jefa de Gobierno comentó que, aunque la percepción de la gente es algo que les importa, en realidad los índices de inseguridad han disminuido. El desinterés resulta temerario, porque, como era de esperarse, parecen tener otros datos, casi en castigo al conocimiento y experiencias que los maderenses tienen de su propio espacio. 

No es aceptable que se minimice esta encuesta y no otras en que los datos llegan a parecer favorables para la 4T (como medir el “índice de felicidad” en lugar del Producto Interno Bruto). 

La percepción es esa sensación interior que se produce como respuesta a los estímulos exteriores que reciben nuestros sentidos corporales. Es una especie de sexto sentido que nos ayuda a describir lo no tangible, un indicador de que algo extraño está sucediendo. 

El río agua lleva, el sentimiento de inseguridad que sufre la gente es ese rumor que suena y nos alerta que hay peligro. Es importante escucharlo y hacerle caso. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here