La economía de Estados Unidos creció a una tasa interanual de 6.4 por ciento en el primer trimestre del año, señal de la recuperación económica en marcha tras la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, informó la Oficina de Análisis Económico (BEA).

Se trata del primer cálculo que ha hecho el Gobierno estadounidense sobre la actividad económica en el arranque del año después de la contracción anual del Producto Interior Bruto (PIB) de 3.5 por ciento registrada en 2020.

La evolución del PIB entre enero y marzo fue de 1.6 por ciento respecto al trimestre precedente.

“El aumento en el primer trimestre reflejó la continuada recuperación económica, la reapertura de negocios, y la continuada respuesta del gobierno relacionada con la pandemia”, señala el informe trimestral.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here