Científicos de la Facultad de Ciencias de la UNAM están desarrollando un biosensor que sirva como prueba de detección rápida, masiva y barata del Covid-19.

La iniciativa parte del trabajo que investigadores del Laboratorio Nacional de Soluciones Biomiméticas para Diagnóstico y Terapia (Lansbiodyt) han realizado durante más de cuatro años para crear un sensor versátil de biomoléculas que detecte diversos anticuerpos y moléculas como glucosa e insulina -para diagnosticar diabetes-, colesterol, triglicéridos, entre otros, detalló la Facultad en una nota informativa.

La versatilidad del sensor ha permitido, ante la actual contingencia sanitaria, enfocarlo a la detección del SARS-CoV-2 de manera barata, rápida y segura, sin necesidad de utilizar los instrumentos y elevados costos que implican otras pruebas como el PCR (pruebas de reacción en cadena de la transcriptasa inversa-polimerasa).

«Implementamos la técnica para detectar en RNA (ácido ribonucleico), lo cual nos permitiría tener una gran especificidad en lo que estamos detectando, pero el desarrollo del sensor permite que sea masivo. Entonces, la idea es combinar dos necesidades: especificidad y masividad, para poder salir adelante en el diagnóstico», explicó Tatiana Fiordelisio, una de las líderes del proyecto.

Mientras las pruebas rápidas detectan la cantidad de anticuerpos, es decir, diagnostican en etapas más avanzadas una infección cuando el paciente ya desarrolló anticuerpos -pero no detectan al virus ni al material genético-, con el método del biosensor se hace una detección específica del virus, con una carga viral menor, lo que se traduce en un diagnóstico temprano y oportuno.