La Casa Blanca confirmó que el presidente Joe Biden aprobó una declaración de desastre para Texas mientras el estado se encuentra en un clima invernal severo.

La medida permitirá que más recursos federales lleguen al estado de la estrella solitaria, que sufrió apagones generalizados y escasez de agua debido a temperaturas bajo cero que devastaron la infraestructura que no se había logrado acondicionar para el invierno.

La declaración canalizará fondos federales a 77 de los 254 condados de Texas.

También permitirá que personas y empresas soliciten ayuda federal, préstamos de bajo costo para cubrir pérdidas de propiedad no aseguradas y financiamientos para viviendas temporales y reparaciones por daños en hogares.

Las temperaturas están aumentando en Texas, aunque se cree que miles de residentes todavía no tienen electricidad y millones sufren interrupciones en el suministro de agua.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here