Guillermo Pimentel Balderas 

Hace días el presidente López Obrador dijo: “Que lo mejor es lo peor que se va a poner”.  Pues, según los historiadores y analistas, esta expresión se refiere a una vieja cultura revolucionaria de izquierda que, “cuanto peor nos vaya, cosas mejores vienen… y, es porque el capitalismo caerá con la revolución”.  

Se lee que esta expresión es de cierta cultura de izquierda de León Trotski (Lev Davídovich Bronstein) en lo particular que, acaba diciendo: “entre peor mejor”. Este personaje extranjero fue un político y revolucionario ruso de origen judío. 

Trosky, llegó a México el 9 de enero de 1940 por barco en el puerto de Tampico, y en tren siguió a la capital mexicana, directamente a vivir en la Casa Azul de Frida y Diego Rivera, quien, tras una serie de gestiones realizadas principalmente por el pintor mexicano y Octavio Fernández Vilchis, ante el presidente Lázaro Cárdenas, fue que en 1936 le concedió el asilo político. Se documenta que Frida Kahlo fue su amante. 

Stalin había dado la orden de asesinar a Trotski en 1940, sobrevivió, pero tras sufrir un segundo atentado, le costó la vida. Esto, antes del fracaso de David Alfaro Sequeiros en su intento de asesinarlo. 

Ramón Mercader (conocido con el alias de «Jacques Mornard»), su asesino, fue condenado a diecinueve años de prisión; liberado en 1960 la Unión Soviética le otorgó la condecoración de Héroe. 

El asesino de Trotski trabajaba en Cuba como asesor de Fidel Castro, pero, la URSS consideraba que Trotski y sus seguidores significaban una seria amenaza al competir por ser la vanguardia de la revolución comunista mundial. 

Héctor Aguilar Camín (en una plática con Joaquín López Dóriga), consideró que en la lógica (las palabras de López Obrador) está la idea trotskista que, entre más sean las contradicciones del capitalismo y de la burguesía, más posibilidades hay de que surja la revolución; es decir, entre peor le vaya al capitalismo mejor le va a la revolución… pero, una revolución donde sea es más que catastrófica para los pueblos, apuntó.  

Expuso el historiador que entre mejor para la revolución mucho peor para la sociedad y para la vida normal de las personas y, podría ser una catástrofe militar, de destrucción que, lleva muchos años después de reconstrucción y de esfuerzos  

Inclusive, calificó como una utopía la revolución de izquierda que promete igualdad, prosperidad, equidad en una sociedad; cosa que nunca ha sucedido en una revolución en la historia registrada en el mundo. 

Además, consideró que esto es una referencia y que tiene sentido para él (López Obrador) lo expresado, “es la vieja cultura revolucionaria de izquierda. Son los misterios de la lógica interna de la cabeza del presidente y, que le vamos a hacer, y tratar seguramente de una manera fallida de entender a qué se refiere”, glosó.  

Aparte, cabe considerar que como claros ejemplos de gobiernos de izquierda que se consideran democráticos, cayeron en una dictadura: Cuba, Venezuela, Nicaragua   

“Jefes de Prensa”  

Asi como Claudia Sheinbaum tiene a su “Jefe de Prensa” con Jesús Ramírez, ahora Augusto López ya tiene a su “Jefe de Prensa” (disfrazado) con César Yáñez. Este personaje que fue mandado a la banca algún tiempo por su “Boda no austera”, regresa como subsecretario de Gobernación. Pero, se insinúa que llegó para estar cerca y asesorar al titular de la Secretaría de Gobernación rumbo al 2024. ¿Sera?  

Por cierto, ¿es un cochinero hoy en día la política y la justicia en México? y ¿sin Estado de Derecho? Conste, son preguntas.  

Correo: delaciudad008@gmail.com