La Corte de Quiebras del Distrito Sur de Nueva York avaló el plan de reestructura de Aeroméxico.

La aerolínea también llegó a un acuerdo con los acreedores restantes que se oponían al plan de reestructura, por lo que está todo listo para salir del Capítulo 11.

Aeroméxico acordó el pago de 40 millones de dólares, en un periodo de 4 años, de un pagaré de “derecho de valor contingente”; por el cual los acreedores recibirán el dinero en efectivo. La condición a cumplirse será que la compañía supere sus metas tras salir del Capítulo 11.

El Capítulo 11 de la Ley de Quiebras en Estados Unidos es uno de los apartados más comunes a los que entran compañías o individuos cuando no están en condiciones para pagar a sus acreedores pero quieren reorganizarse y seguir operando. El apartado permite a los adscritos seguir operando bajo una pausa de su pago de deuda mientras se reestructuran. Al término del proceso, los acreedores recibirán sus pagos de acuerdo con los lineamientos acordado.

El plan de reestructura contempla que Aeroméxico obtendrá alrededor de 720 millones de dólares de nuevo capital y 762.5 millones de dólares de nueva deuda, además de la conversión de gran parte de sus pasivos.