La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) dio a conocer los datos de los países miembros que más han realizado pruebas de coronavirus COVID-19, donde México ocupa el último lugar en la realización de dichos diagnósticos contra la infección.

De acuerdo con el informe ‘Pruebas para COVID-19: una forma de levantar las restricciones de confinamiento‘, la organización señala que Islandia es el país que más ha  llevado a cabo pruebas para detectar casos positivos del nuevo coronavirus, con 134.9 por cada mil habitantes; seguido de Luxemburgo, con 64.6.

En el caso de México, nuestro país aparece en la última posición de la tabla, con 0.4 pruebas realizadas por cada mil habitantes, de acuerdo al corte del 26 de abril de 2020.

El secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, afirmó que el aumento de la capacidad de prueba es crucial para las estrategias de terminar con el confinamiento y para reducir los riesgos de nuevos brotes.

La OCDE explicó que el informe abarca el papel de las pruebas de COVID-19 como parte de un plan para levantar las restricciones de confinamiento y prepararse para una posible nueva ola de infecciones.