• Realizan jornada de limpieza en jagüey para proteger estas especie en peligro de extinción

(Redacción) En el municipio de Tecámac continúan los esfuerzos para la conservación del ajolote atigrado (Ambystoma tigrinum), especie en peligro de extinción.

Con el apoyo del personal del Ayuntamiento, vecinos de Santo Domingo Ajoloapan realizaron labores de limpieza y saneamiento en el jagüey de la localidad, uno de los dos sitios de este territorio que sirven como hábitat del ajolote atigrado, especie en peligro de desaparecer.

Con instrumentos especiales, la cuadrilla llevó a cabo la recolección de basura y de la hierva invasora conocida como chilacaxtle, que impide la respiración del ajolote, que se empezó a registrar desde hace poco más de 10 años.

Las labores se realizaron en los mil 556 metros cuadrados que conforman este legendario cuerpo de agua, donde por años se ha conservado no sólo la especie del ajolote atigrado, sino también el tipo salamandra.

Tecámac cuenta con una especie única en el país, que es el ajolote atigrado, que solamente se reproduce en el municipio, ya que es diferente a los que se encuentran en Xochilmilco.

Las comunidades de Santo Domingo y Santa María Ajoloapan hacen referencia a la existencia y sus glifos representan un apantli o estanque de agua y el axolotl o ajolote, con lo que se demuestra la importancia de este anfibio en estos lugares.

Lo extraordinario de esta especie es que tiene la capacidad de regenerar sus miembros, además su genoma es 10 veces mayor que el de los humanos, y está en peligro de extinción debido a que han introducido tilapias y carpas en su hábitat.