La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) exhortó al Congreso de la Unión a legislar para regular la figura de la objeción de conciencia en el personal del sector Salud.

La decisión ocurre después de que el Pleno declarara inconstitucional el artículo 10 Bis de la Ley General de Salud por considerar el derecho demasiado abierto y riesgoso para la salud del paciente.

En el caso de la interrupción del embarazo, la SCJN llamó a modificar la objeción de conciencia porque el Congreso de la Unión no fijó límites precisos para que el personal médico se niegue a realizar el procedimiento.

El proyecto de sentencia señala que aunque los médicos tienen derecho a la objeción de conciencia, no podrán ejercerla bajo principios religiosos, ideológicos o éticos en la interrupción del embarazo cuando se encuentre en riesgo la vida de la persona gestante.

El Estado mexicano deberá contar, además, con equipo médico suficiente y personal dispuesto a practicar servicios cuando otros médicos recurran a la objeción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here