Los actores de Hollywood y los productores de cine y televisión estadounidenses comenzaron a negociar un nuevo convenio colectivo ante la amenaza de los intérpretes de sumarse a la huelga que están llevando a cabo los guionistas.

En un comunicado conjunto, el Sindicato de Actores (SAG-AFTRA) y la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP) anunciaron que ninguna de las dos organizaciones “hará comentarios a los medios de comunicación” durante el proceso de diálogo.

El sindicato, que agrupa a los actores y presentadores de radio y televisión, ha aprobado por abrumadora mayoría ir a la huelga si no se logra un acuerdo con los productores para renovar el convenio colectivo, que concluye el 30 de junio.

Las reivindicaciones de los actores son similares a las del Sindicato de Guionistas (WGA), que lleva seis semanas de huelga, lo que ha paralizado varias producciones.

Los actores, muchos de los cuales han mostrado su apoyo a los guionistas en su pugna con los grandes estudios, piden una mejora de los salarios y de sus condiciones laborales, que consideran que no se han ajustado lo suficiente a la inflación y a las disrupciones del “streaming”.