México arranca este lunes 18 de mayo una primera fase de desconfinamiento en medio del repunte de casos coronavirus COVID-19 en el país, con medidas poco claras que están a la interpretación de los gobiernos locales y la iniciativa privada.

Diversos estados e industrias, en particular la automotriz, comenzarán un experimento con el que el gobierno federal prevé determinar la viabilidad del establecimiento de la “Nueva Normalidad”.

El Gobierno de México presentó la semana pasada la estrategia de reapertura de actividades sociales, escolares y económicas en el país tras la emergencia sanitaria del COVID-19.

Dicho plan planea “propiciar una reapertura gradual ordenada y cauta para que sea segura y duradera”, y que fue presentada por los titulares de las Secretarías de Economía, del Trabajo y de Salud, además de la presencia de cuatro gobernadores.