El sector privado mexicano ha conversado con Pfizer para comercializar su vacuna en el país a partir de mediados de año, aunque la fórmula no se ha distribuido a manos privadas en ningún lugar del mundo, confirmó este martes el presidente de la Unión Nacional de Empresarios de Farmacias (Unefarm), Juvenal Becerra.

“Nos comentaron que más o menos en junio o julio podíamos sentarnos a hablar de cuándo podría estar disponible la vacuna para la iniciativa privada“, reveló Becerra en una entrevista telefónica.

El presidente de la Unefarm explicó que a pesar de que las autoridades competentes ya dieron luz verde para poder aplicar dicha vacuna, la producción de Pfizer destinada a México está comprometida con el gobierno.

México fue el cuarto país en aprobar la vacuna contra el COVID-19 de la farmacéutica estadounidense, después de que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) la avalara el pasado 11 de diciembre.

“Respecto a la vacuna de AstraZeneca y Moderna, estamos a la espera de que la Cofepris dé el registro (autorización). Mantenemos contacto con ellos pero aún no nos hemos podido sentar por este tema”, detalló Juvenal.